Ben-.

No está para canciones-.

No está hecho el mundo

para canciones. Tampoco

para loas incuestionables.

Pero uno, espera algo,

casi invisible. Poco a poco,

ese algo, se transforma

en ruindad, en secretismo,

en humillación; quizás

en estupro, en latrocinio.

Y no es que venzan las ansias

de aquel que soñó por momentos,

cuyos párpados permanecen

abiertos y anhelantes, no.

Se trata más bien, de algo

que se resquebraja, que

palidece, como la piedra

brillante que en la mano

cerrada, oscurece.

©

Comentarios2

  • Anton C. Faya

    En parte es cierto Ben... Pero no hay que dejar de procurar...
    Abrazo !!!

    • Ben-.

      Un saludo, gracias Anton-.

    • Pajarillo

      El mundo no está para canciones
      ni para piedras o brillantes
      más para loas anhelantes
      que parpadean como ladrones...

      ••La vida sigue igual, como dijera
      Julito! Buen poema Ben,
      inspirante, reflexionante: Brillante!
      Abrazo!
      -ramiro

      • Ben-.

        Muchas gracias Ramiro, o pajarillo, un saludo!!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.