Juan Benito Rodríguez Manzanares

Salvemos a la Tierra

(2 Jotabé)

 

 

Con su triste voz la tierra nos grita,

y su corazón casi no palpita.

 

Vil y cruelmente la herimos de muerte,

pues siempre pensamos que era muy fuerte,

dejándola herida y siempre a su suerte...

Mientras que su alma pura nos advierte

 

que ya más, le es imposible aguantar...

Y que ya, nada puede germinar.

 

No consientas que tu interés permita

que al final nuestra Tierra yazga inerte

ya que, no la podremos habitar.

 

 

Pues es nuestro hogar, nuestra casa y vida

y debemos amarla sin medida.

 

Y buscar para ella una salvación.

Una digna y rápida curación.

Y darle un fuerte toque de atención

a quien sin tener consideración

 

insisten en herirla cada día.

¡Ay! Qué bello poema me saldría

 

si entre todos curáramos su herida

y así gritar henchidos de emoción...

¡Tierra, te amo como a la madre mía!

 

 

Juan Benito Rodríguez Manzanares.

Comentarios3

  • Manuel Meneses Jimenez

    Viendo, y sufriendo, la actual situación en que el Hombre ha revertido el cause natural de la Naturaleza casi sería más lógico pedir que sea la Tierra (la Naturaleza) la que salve al Ser humano de su propia extinción. La Naturaleza lleva ya más de un siglo dándonos avisos serios acerca de lo que estamos haciendo mal y sin embargo ésta persiste en resistir. La Naturaleza, tal como la conocemos hoy, está y existe en la Tierra veinte millones de años antes que nosotros y nunca antes ha necesitado de nosotros para llevar su curso natural, somos nosotros con esta soberbia que nos caracteriza la que negamos de la necesidad de ella y que conlleva un mayor respeto de convivencia porque ambos somos parte de lo mismo, del mismo espacio. Al final, y de nosotros depende, será la Naturaleza la que, según se mire, nos destruirá a nosotros y, como ya he escuchado recientemente, la subsistencia del Ser humano en el futuro radicará en abandonar este planeta, y yo diría algo más: por el bien de ambas partes.
    Manuel Menéses-

  • Rafael Escobar

    Excelente elegía en jotabe para nuestra gran madre. Le felicito poeta. Fraterno saludo.

  • Guerrera de fuego

    Manuel y Juan Benito tienen razón. Pidámosle a la Tierra nos perdone y devolvásmole con buenas acciones lo mal que hemos hecho.

    Madre Tierra, madre amada, madre de siempre...
    Un saludo gran amigo de la palabra.



    • Juan Benito Rodríguez Manzanares

      Querida amiga Guerrera de fuego
      Siempre se está a tiempo de cambiar y tomar un nuevo rumbo.
      Esperemos que sepamos hacerlo y nuestra generación y las venideras así lo entiendan,
      Un placer leer tu comentario.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.