José Luis Angelo Arredondo

Centinela

¡Oh luna!

jovial desde tus orígenes,

silenciosa y discreta custodias

los secretos sombríos y triviales de la humanidad.

 

¡Oh luna!

En los crepúsculos:

guía para los forasteros,

compañía para los perdidos,

consuelo para los hombres enfadados;

fiel compañero de la vida…

 

¡Oh luna!

Comentarios1

  • Ma. Gloria Carreón Zapata.

    Centinela, leal confidente de los poetas. Hermosos versos estimado autor. Un placer disfrutar e la lectura, un cordial saludo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.