Osvaldo Páez

El engaño

 Dormía plácidamente

en cómoda habitación,

cuando alteró mi razón

un sueño ya recurrente.

Yo observaba displicente

a las personas paseando,

 y en mi pareja pensando

noté algo muy alarmante,

era ella con su amante

a mi me están engañando.

 

Lloré inconsolablemente

por vilipendio tan ruín,

este sin duda era el fín

comprendí yo tristemente.

Pensé diligentemente

en lo que había pasado,

ya estaba desesperado

cuando por fin desperté,

y fué entonces que noté

que yo no estaba casado.

 

EL ENGAÑO - CC by-nc-nd 4.0 - ESPECTRO

Comentarios2

  • Ana Maria Germanas

    Ahhh,la inseguridad !!
    y la propia imaginacion.-
    Nos juega malas pasadas.
    Y sumirse en el dolor,
    por causa del desamor,
    se hace mas triste ,
    en los sueños....
    reavivando pesadillas.
    suerte que....
    Que los malos sueños,
    solo malos sueños son...

    Un enfoque muy original...con tu excelente versar.

    Un afectuoso saludo.-

    • Osvaldo Páez

      Ana María Germanas
      siempre gusto tu opinión,
      porque buscas la razón
      y con elogios la hilvanas;
      Despertar con las campanas
      de una autentica verdad ,
      nos muestra la realidad
      del mundo que construimos,
      pues si así es como vivimos
      nos gana la falsedad.

    • Aqua marina

      Que sueño mas osado, te jugó una pasada, Sueles suceder lo mismo en la vida real, tal como lo dices en tu comentario de autor. Muchas gracias por la sonrisa al final. Saludos, buenas noche!

      • Osvaldo Páez

        Este sueño Aqua marina
        muy dificil de explicar,
        suele seguido llevar,
        la inseguridad mezquina;
        Hay algo que me fascina
        de esta historia diferente,
        es notar cómo la gente
        en desmedro de valores,
        juzgan por falsos errores,
        sin anterior precedente.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.