R. Gruger

Te eché de menos

Eché muy de menos niña mía

tu sonrisa forzada,

y tu pena y tu angustia

y tus tráumas.

 

Eché de menos tu voz contestataria,

y tu forma rara de amar

mientras maltratas.

 

Eché de menos tu orgullo,

la porfiada actitud de tu mirada,

y tu alma atribulada

que anhela la ternura

y la rechaza...

 

Te eché de menos, niña mía,

en el cantar del silvo triste

que en el pinar se colaba...

y en la montaña distante

y en la nostalgia cercana

y en la quietud solitaria,

y en los misterios del bosque

te busqué Oh niña mía...

...Y no estabas.

 

R. Gruger, Jarabacoa, 1984 

 

Comentarios2

  • Luis Rayo

    Gruger tu poema es un gran poema, te felicito y me quedo con el para llevarlo como uno de mis favoritos. Hay sensibilidad entre palabra y palabra, saludos.

    luis

    • R. Gruger

      Gracias Luis, son palabras que estimulan. Ustedes son muy generosos. Una pregunta: lo de Rayo es acaso que estás cargado de electricidad?...bueno, es un chiste. Lo que pasa es que en mi país no he oído un apellido igual. Dios te bendiga. R. Gruger

      • Luis Rayo

        Estimado amigo Gruger, lo de rayo es un apodo, que se me dio desde niño y yo todavía lo conservo. Mis hermanos y en mi casa así me llaman. Te agradezco tu amistad y que Dios te acompañe siempre.

        luis

      • Hay 1 comentario más

      • dannii

        En 2 palabras: Me encanta tu poema, me identifique con tus palabras...
        saludos!

        • R. Gruger

          Dannii. tu bella figura se me hace igual que la "niña" del poema, la que me dejó sólo allá en Jarabacoa. "Te llamé en los misterios del bosque....y no estabas". Dios te bendiga. R. Gruger



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.