linda abdul baki

No lo puedo evitar III

No lo puedo evitar III

 

Si damos sin esperar nada la recompensa es mayor

Solo si hacemos el bien,  nos sentiremos mejor

Nada se pierde en la cuenta del tiempo del dador

Y volverá a nosotros de una manera con amor

 

Cuando viaje con mi hija mayor a usa en el año 81, salí del hotel al supermercado a llamar por teléfono a Venezuela, cargaba dólares en monedas y los tenia en un potecito, estuve llamando, y no me pude comunicar, regresamos al hotel que quedaba como a unos 500 metros o mas, al llegar me di cuenta que los dólares se habían quedado en la maquina para llamar, le dije a mi hija sabes voy a regresar a buscar las monedas, ella me dice y que crees que todavía están ahí y entre conversa y conversa se fue un tiempo corto, y le vuelvo a decir voy a ir porque parece que los veo ahí esperándome, y al llegar ahí estaban los dólares en el potecito y también los que estaban dentro de la maquina, mi alegría lleno mi mente y mi corazón, no Hera por la cantidad de monedas, era por la cantidad de sensaciones de amor que chocaban en mi mente de a ver encontrado lo que deje en un sitio, y comprobar ese sentimiento.

 

Otro tiempo, donde tuve que viajar de Siria a Venezuela en el año 94, ahí estuve 7 meses donde mi hermana del alma Mary, estaba terminando los tramites de la venta del edificio y en la espera, en el concejo municipal donde registran el papeleo, en esos sitios, hay muchas aglomeraciones de gente, saco un monedero de la cartera donde tenia unos cheques que me habían pagado los inquilinos unos dólares que había cambiado para mandar a mis hijos y otras cosas, cuando me paro para ver la muchacha, la secretaria que estaba afuera de la puerta en una casilla, para preguntarle si ya estaban listos, miro y me di cuenta que el monedero se me había caído en la oficina, entre rápido, no vi nada, se lo trago la tierra dije, algo sorprendente tan rápido, busco y busco y nada de nada, vuelvo donde la muchacha y le digo hay mamita por favor si alguien trae un monedero ese es mío te agradezco que me lo guardes, ella con mucho gusto me dice que si, salgo y al llegar a la puerta de salida me acorde que también tenia la cedula y las fotos del amado maestro al cual todavía no había conocido y unas fotos mías, y regreso a dar otra vuelta a ver y nada de nada eso fue en la mañana, ellos sierran a las doce del mediodía y abren a las dos.

 

Yendo a la casa de mi amiga Mary, desea maestro no es tanto lo que tiene el monedero es tu foto que es la única que tengo, muy sentida por la perdida de esa foto en oración a el para volver a encontrarla, al llegar,  ella estaba cocinando, le cuento el suceso, y ella con pena me mira y me dice hay Dios y ahora que vas hacer, yo me rio y le digo yo no ago. nada es el quien hace todo si el quiere que lo encuentre lo encontrare y si no así será, y ella me dice, y te ríes, y que quieres que agá que llore, con eso no se resuelve nada, comimos, reposamos, ya eran las dos, y un impulso me hiso ir otra vez al concejo municipal, yendo veo un muchacho que trabaja allá que venia, le pregunto por el monedero, me dice que no, que no supo nada llego a la puerta, y la secretaria con la cual hable me hace con el dedo índice para ir donde ella, Señor será que lo encontraron, ella me dice señora ese es su monedero, yo la miro y le digo si mamita muchas gracias y quien lo trajo, me dijo la señora que limpia, y le pregunto por la señora y me dice que se había ido, abro y todo intacto,  en agradecimiento le di algo y me fui. Llego donde Mari ella estaba limpiando el techo de su edificio, y bañándose bajo  la lluvia, subí gritando Mary, Mary, encontré el monedero, ella me mira y con asombro me dice no, majita eso solo a ti te pasa.

 

Pasaron unos días, saliendo yo del banco, con un dinero que tenia que depositar, en otro banco, veo a una señora que se acerca, me mira y me dice señora, señora yo fui quien devolvió el monedero, mi hijo lo abrió vio las fotos y me dijo ve, y devuelve eso, esa señora yo la conozco, todas esas fotos me parecen conocidas le digo yo gracias señora que Dios la bendiga a usted y su familia, y me fui pensando en todo eso, en agradecimiento  a Dios, por tener su gente buena en este mundo, continuara

 

Con amor Linda

Todos los derechos reservados del autor

 

Comentarios12

  • JUSTO ALDÚ

    Solo se da lo que se tiene y más se quiere. No podemos dar amor si no lo tenemos. De los justos es el reino de Dios. Y de los que más aman. Por eso nos embarga una inmensa felicidad al dar, porque dar nos brinda mayor recompenza.
    Ten por seguro que Dios nos acompaña en nuestra vida si somos justos y sinceros en nuestro corazón.

    JUSTO ALDU

  • FIDEL HERNANDEZ

    Muchas hermossas experiencias las tuyas. Las de hoy son excepcionales porque le dinero no tiene nobre ni apellidos y pasa como una cualquiera de manos a manos y nunca en un lugar se queda. Si te he visto, ya no me acuerdo.... ¡Ese es don Dinero! Tuviste mucha suerte en encontrar las pocas personas de bien que hay por la Tierra. Que la felicidad y la suerte de seguir encontrando personas honestas sigan yendo contigo, hermana!
    Un fuerte abrazo,
    Fidel

  • Corazón

    Está claro que el dinero
    es la prueba de fuego
    para el amor sincero.
    besos
    de Corazón

  • ale marcano

    dar es eso. sin esperar recibir nada a cambio, si esperas ya no es dar. Jesus dijo es mejor dar que recibir. sin das sin esperar algun dia alguien te dara sin esperar. bueno tu relato me gusto mucho. un abrazo de ale

  • florsilvestre

    BONITO Y ORIGINAL POEMA
    UN ABRAZO

  • la negra rodriguez

    Es estupendo tu comentario, de verdad hay suituaciones hermosas que suceden, he visto casos bueno cmo el tuyo y también muy malos.
    besos,

  • nellycastell

    Un buen comentario, con su contenido extremo, gracias mi querida Linda por dejarme participar de tu trabajo poético. abrazos mi amiga

  • Diluz

    Que hermoso todo lo que nos cuentas, Linda, yo se que son cosas que muchas veces nos pasan, esos milagros diarios, donde Dios nos recuerda su presencia y su amor, también otras veces sucede que no se produce el milagro en aquellos que no quieren ver cada instante en su vida en que el amor de Dios se les manifiesta.

    Un beso grande.
    Diluz

  • Alvaro Maestre

    Quien considere dinero para dar amor, no considera que gana un pasaje express hacia el infierno y le será gratuito.
    Solo la sinceridad en el amor lo hará verdadero y la vida enseña quien lo entrega así;
    Un abrazo,

    Alvaro

  • jorgeluisotero

    hemosa tu historia linda de vivencias vividas, te quedo expectacular mi querida amiga...
    besos y abrazos

    jorge

  • Mayra Garcia

    Siempre es grato saber que existen seres humanitarios y grandes de espíritu y aveces Dios los sitúa en nuestro camino...mira.....tu estás en el mío.

    Hermoso relato

    Te quiero Linda

  • Violeta

    VIVIENCIAS QUE NUNCA SE OLVIDAN.....VIVEN EN LOS RECUERDOS...BESITOS



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.