Alberto Escobar

Gaudí o el Genio

 

La arquitectura es la ordenación de la luz.
La escultura es el juego de la luz.

A.Gaudí.

 

 

 

 

 

 

 

 


Una claridad radiante, más propia de otras latitudes,
socarraba con delicia un ufano paseo del centro
histórico de la Ciudad Condal.
Su cabeza, periscopio de un submarino de esos que
infestaron, no ha mucho, los siete mares. Curiosidad.
Un eximio derroche abarrotaba hasta tal extremo su
cerebro que las neuronas dijeron basta, tal era la
atención de sus ojos abiertos.
De repente el mencionado artilugio se paró, registró
de un rápido vistazo las coordenadas del hallazgo sin
dar crédito a la magnificencia que se apostaba al
alcance de su mano.
¡Qué maravilla!, acertó a pronunciar, a balbucear más
bien.
El milagro arquitectónico que le interpelaba se dotaba
de una balconada inaudita, según su modesto entender.
Las curvas se superpusieron a las consabidas rectas, las
macetadas de geranios, tan populares entre los vecinos,
se incrustaron en el enrejado retorciéndose sublimes.
La boca se poblaba de moscas al decir del refrán, de 
tanta que era la admiración que babeaba incrédula.
Tras el orgasmo, ya con la cabeza al frente, siguió en
descenso la excelsa vía hasta que...
Un señor, parecía mayor, yacía exánime sobre la calzada
tras ser atropellado por un tranvía de línea, el veintiséis
siendo preciso.
Rauda, se acercó para saber. Lo reconoció en seguida.
Hombre vetusto, septuagenario, debió de ser rubio
en sus años mozos. Genio entre genios, pensó hacia sus
adentros.
El conductor pretendía que fuera un vagabundo por
su desaliñado aspecto, pero ella sabía de su austeridad
militante y adivinó un hilillo de aliento por entre sus
comisuras en medio del barullo circunstante.
¡No había un segundo que perder!, dijo ella.
Su ilimitada admiración obró el milagro. Don Antonio
alcanzó la cama hospitalaria a tiempo.

Renació.

Pudo cambiar la historia...

Comentarios3

  • lazaro sosa cruz

    A cierta gente no les gusta el arte, y menos saber quién fue en verdad Dalí. Mejor que no lo sepan.

    Un saludo.
    Lázaro.

    • Alberto Escobar

      Dalí?

      Otro Saludo y gracias por tu visita.

    • anbel

      Si se pudieran cambiar las cosas, se volverían a repetir de la misma manera?... Un abrazo, me gustó lo que has escrito.

      • Alberto Escobar

        ¿Tú crees? Juguemos a la ucronía; la imaginación y la letra lo pueden todo.
        Otro para ti si cabe más fuerte.

      • María Isiszkt

        Hermosa es mi Barcelona, y GAUDÍ la nos regaló más belleza para que podamos extasiarnos en su arquitectura modenista.
        Un abrazo y gracias por compartir.

        • Alberto Escobar

          Gracias por tu visita María y me alegro que te haya gustado tratándose de tu ciudad.
          Un abrazo.

          • María Isiszkt

            Aunque vivo lejos de ella, la llevo en mi corazón.
            Es molt maca la meva Barcelona.
            Un abrazo



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.