Ángela Teresa Grigera Moreno

EL DESEO

En la humedad del cáliz de tu boca

que sabe al vino rojo dulce del deseo

sacian su sed mis labios con tus besos.

 

Se moja mi piel con el sudor perlado

de tu pecho agitado, estallando a borbotones

la sangre que fluye por las venas,

tornando en volcanes nuestros cuerpos excitados .

 

El deseo nos despierta...nos desvela…

nos agita...nos recorre...nos enreda...

y me dejo arrastrar enceguecida

a tus brazos de fuego que me queman.

 

Navego extasiada en tu mirada;

y te hundes buscando mis entrañas

en el silencio roto por el gemir que estalla.

 

Comentarios2

  • Lualpri

    Bonito en verdad.
    Gracias.

    • Ángela Teresa Grigera Moreno

      Luapri muchas gracias por detenerse en mis letras y comentar ha sido de su parte.e una bella bienvenida

    • Fantasma Enamorado

      Linda forma de exponer el deseo carnal. Saludos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.