tibaldo

La angustia de piedra.

 

 

Maracaibo es un río de sol y de soledades infinitas.

El alma rota.

La angustia de piedra.

Rumores de desiertos en la cocina.

Los dioses beben agua bendita.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.