//www.poemas-del-alma.com/

tibaldo

La angustia de piedra.

 

 

Maracaibo es un río de sol y de soledades infinitas.

El alma rota.

La angustia de piedra.

Rumores de desiertos en la cocina.

Los dioses beben agua bendita.