Armando Cano

LA SOLEDAD CANSA.

 

La soledad cansa, la tristeza;
esas ganas reprimidas que tengo de llorar.
Pesan los años, las noches, los veranos;
los lamentos, los latidos,
los besos reprimidos.
Pesan, y mucho, las ilusiones rotas,
los triunfos más que las derrotas,
y esas ansias tan mías
que tengo de abrasarte,
de acariciarte toda, toda tu tersa piel.
Ya no intento conquistarte,
sé que hoy eres de otro,
y haz dejado un sueño roto
cual cuerda de reloj.
Hoy ya no sueño contigo,
pues me conduciría al pecado,
en tu vida soy pasado.
He sido para ti sólo un barco a la deriva,
una ola solitaria, en la inmensidad del mar.
Me encuentro en este puerto,
donde te estuve esperando;
taciturno, solitario, muy cansado, 
platicando con mi taza de café.


© Armando Cano.

Comentarios2

  • bambam

    Así pasa a veces nos quedamos esperando
    bambam.
    "Me encuentro en este puerto,
    donde te estuve esperando;
    taciturno, solitario, muy cansado
    platicando con mi taza de café."

    • Armando Cano

      Tan cierto como que me paso, me dolió.

      Un saludo.

    • Ma. Gloria Carreón Zapata.

      Bellos y a la vez nostálgicos versos estimado autor. Un cordial saludo, un gusto disfrutar de la lectura.

      • Armando Cano

        Gracias!! Un saludo cordial.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.