kavanarudén

A mi gran familia de Poemas del alma


AVISO DE AUSENCIA DE kavanarudén
Todas mis obras están registradas. Tienen derecho de autor. "SAFE CREATIVE". safecreative.com

 

 

Un 05 de octubre del 2013 me registré en la gran familia de “poemas del alma”.

Publiqué un día después, un 06 de octubre a las 10:31 am (hora local). Mi primera publicación lleva por título: “Horizonte”. Una vez publicado me embargó la emoción. Quería saber cómo iba a ser acogida aquella prosa. Recuerdo que Críspulo (el hombre de la Rosa) fue quien me comentó por primera vez, después lo hicieron JoseRaul (poeta que ya no se encuentra en el portal) y Violeta (Violetica de mi alma). Así comenzaron mis pasos aquí. Ya son cinco años. 

Siempre he tenido mi objetivo claro: publicar, leer lo que se publicase y comentar si era de mi agrado; responder a los comentarios que se me hacía. Poco a poco he ido tejiendo una red de amigos de los cuales he aprendido mucho. Amistades que me han ayudado a crecer y madurar (no es frase hecha, es lo que siento y pienso). Algunos más cercanos otros no tanto. Tengo gente que me lee, que aprecia lo que escribo y otros no. Lo normal en un colectivo como éste. 

Con respeto, consideración y discreción he ido recorriendo las sendas de la escritura. 

Cuando he tenido que corregir lo he hecho, eso sí, en privado en todo momento, ya que hacerlo en público, simplemente no me gusta. No es mi estilo. He apreciado en todo momento las correcciones que me han hecho y aceptado las críticas constructivas, las negativas, las dejo de lado. No me interesa caer en las vorágines de la envidia.

He conocido una gran marea de poetisas y poetas, de escritores. Algunos ya forman parte de lo que yo llamo (pidiendo disculpa a los no creyentes) la comunidad celestial de poemas del alma, los que ya han llegado al final de esta peregrinación terrenal. 

Rica y variada ha sido la experiencia en este portal, no todo ha sido color de rosas (como todo en la vida) he vivido traiciones, ataques, incomprensiones, insultos. Con esto quiero decir que hay de todo. No soy un santo, pero educado sí y siempre he tenido claro los objetivos al entrar en esta gran comunidad. 

Me duelen las intrigas, las envidias, los ataques que en ocasiones se desatan aquí adentro, me duele porque la considero como mi familia. Algunos a causa de estas situaciones nos han abandonado. Aún débiles para soportar estas circunstancias. Cada quien es libre de reaccionar como quiera, cosa respetable al cien por ciento. 

Mientras haya respeto y se tengan claros los fines, los objetivos de esta gran familia, creo que habrá cordialidad. Toda comunidad tiene sus conflictos, hay que ser realistas, sobre todo cuando somos tantos y de culturas diferentes. De diversas experiencias de vida y formas de pensar. Todo esto en ves de dividir, es un tesoro incalculable.

No soy un ejemplo ni pretendo serlo. Solo quería compartir mi experiencia. No acuso a nadie, pues no soy juez y ya tengo bastante conmigo mismo. Con mi empeño de mejorar cada día. Confieso que aún me falta mucho.

Quiero agradecer a todos, amigas, amigos, lectores del alma. A quién piensa diferente y no comparte mi sentir, por todos estos años compartidos. Por tener este portal donde podemos publicar, comentar y entablar amistades. Querámoslo más y hagámoslo más grato y agradable. Suficientes conflictos vivimos ya en nuestra vida diaria (pienso) como para producirlos también aquí dentro.

Un fuerte abrazo y siempre lo mejor de lo mejor, nos lo merecemos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.