Armando Cano

ESPERARÉ A QUE CLAUDIQUES.

A Marie Claire.

 

Lo confieso te amo,
no sé mentir ni lo intento.
No pretendo ocultar mis sentimientos.
Ese amor que hoy te sigo teniendo
se niega a marchar,
a pasar desapercibido, a claudicar, 
y sobre todo a darse por vencido.
No puedo ni quiero olvidarte.
Caminaré al filo de la agonía
por recuperar tus hombros,
tus labios y tus ojos,
y el color que hay en tu piel.
Me mantendré en espera
a que tú también claudiques.
A que rompas ésos diques
que contienen ese amor.
Ese amor que sé tú tienes
para entregarlo a mi amor.
Y ante esa igualdad de sentimientos
dejemos que el árbitro
sea como siempre Dios.
.
©Armando Cano.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.