Esteban Mario Couceyro

Nocturno



El grito, desgarró el silencio nocturno

sobresalté la ensoñación

queriendo descifrar desde dónde surgió

a medio dormir, supuse que era un sueño

y otra vez ese grito, colmó el vacío silencioso de la noche.



Traté de ubicar de dónde venía

la voz, no parecía de una mujer

ni un niño en apuros

a esa hora, quién andaría afuera

sería un delito, alguien accidentado

mentalmente, repasé si había cerrado todo

en qué cajón de la mesa de luz, estaba el arma.



Un largo silencio, llevó al abandono del sueño

me sumergía en esa espesa melaza

oscura de ausencias, sin fondo ni techo

en ese inmenso útero del sueño

donde soñaría mi abandono

y ese grito casi mío.



Comentarios5

  • Frida Alcantara

    Qué gusto abrir el portal para leerte, tal vez ya sabes que algunos personajes solo existen para acompañar a otros, en la madrugada escuche una voz, que no identifiqué como mía y pensé que tal vez mi voz interior no tenía género o tal vez era alguien más que me hablaba de lejos, te mando un gran abrazo mi buen amigo.

    • Esteban Mario Couceyro

      Voces en coro, pueden hacer un personaje y él se encarga de la historia, estimada amiga.
      Un abrazo agradecido por el comentario.
      Esteban

    • anbel

      Es el grito de nuestro interior, el que nos hace ponernos las pilas!!!😊😊😊,
      Un besiño y buen domingo. 👏👏👏

    • NUEVA TINTA

      Hay cada teoría...

      • Esteban Mario Couceyro

        Somos personas realmente complicadas, mi estimado amigo.
        Un abrazo allende la cordillera.
        Esteban

        • NUEVA TINTA

          y muchas veces es solamente ficción del autor

        • Hay 1 comentario más

        • Joztry Cervantes

          Un enigma interior que ata y desata las palabras contenidas...saludos

          • Esteban Mario Couceyro

            Qué son las palabras si no sombras del pensamiento...
            Un abrazo agradecido por el comentario.
            Esteban

          • piotr antonin

            Quizás muchos hemos escuchado ese grito y estamos buscando su traza para conocernos. Placer leerte Esteban, un abrazo

            • Esteban Mario Couceyro

              Infinitos son los caminos en nuestro propio laberinto, mi estimado amigo.
              Un abrazo.
              Estreban



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.