El Hombre de la Rosa

¡¡¡ AGENTES DE REMEDO SIN ANUENCIA !!!

 

 

¡¡¡ AGENTES DE REMEDO SIN ANUENCIA !!!

 

Cuidado que tenemos policías de letras

 denunciando textos como jueza y parte,

 encaje pobre ser inquisidora de poesías

  en el anonimato este sabio afán emplea.

 

 Escondida esa censuradora de escritura

  sin identidad no existe su sublime tarea,

 la que vigila poemas el suyo nunca mira

  aviva viejas luchas en Poemas del Alma.

 

 Pleitos antiguos habidos en compañeros

  pocos han logrado publicar tantas letras,

 mi abuelo le contaba cuentos a mi padre

  mi difunto padre lo contaba cuando niño.

 

 Como escritor revise el cuento de abuelo

  creyendo firme que ese cuento era suyo,

  por no discutir suprimí todo lo publicado

   para que esta policía de enredos se valla.

 

  Pero como veo que no reposa la soberbia

   con envidia que esconde en el anonimato,

  petulante al ser inquisidora de injusticias

  siendo versada a salvar el honor literario.

 

  Dios nos libre de esos tiempos olvidados

   cuando el respeto entre Vates no existía,

   la libertad en poesía es la de uno mismo

   sin policías impregnados con su envidia.

 

El Hombre de la Rosa

14 de enero año 2019

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.