micaela fernandez

y al final resulté ser Cupida; no escupida, bueno casi....

Y claro que sirvió mi presencia en tu vida,

y la tuya en la mía,

te devolví un matrimonio;

ahora estas con la persona que amás,

ahora han vuelto a ser lo que eran antes,

si bien supongo que fue un trabajo de ambos lograr

lo que ahora tienen; sabes que yo nunca me alejé,

Siempre estuve con vos esperando…

Cuando te conocí estabas a punto de separarte,

estabas dejando que tu mujer empezara

una historia de amor con otro hombre,

claro que no querías, claro que seguías amándola,

pero sabías también que no podrías impedir

que intentara ser feliz con alguien mas,

Y así aparecí, en medio de tu caos,

en medio de tu dolor por dejar ir a la persona que amas,

y así comencé a curar con cariño y tiempo,

con charlas, con amistad sincera y pura

ese dolor tan grande que llevabas en tu corazón;

claro que de la amistad al amor hay un solo paso y yo fui quien

decidió darlo, no en vano, nunca es en vano,

si bien no me correspondiste con amor ,

sí lo hiciste con ternura, cariño y entrega,

porque eso fue esta historia, hubo entrega, y mucha,

Yo creo que te di mi alma, mi corazón, mi cuerpo y todo lo que sentía,

Vos solo el cuerpo,

supongo que cada uno da lo que puede, así de simple.

Después de tantos años de amistad por fin puedo alegrarme

por tu alegría: tu mujer canta a los 4 vientos que sos

el hombre que intenta ser perfecto para ella, que sos incondicional ,

que sos un buen padre, un buen esposo, que sos leal,

Y todo eso...

no tiene problema en hacérselo saber a todo el mundo;

y creo que está muy bien, me imagino lo orguolloso que estás,

por fin te lo dicen, por fin;

y yo aquí,

no puedo menos que festejar la alegría de mi amigo,

no importa que se me rompiera el corazón en mil pedazos,

total ya estaba roto de antes,

¿Te acordás?, desde esa época en que te decía que te amaba y

donde siempre solo el silencio respondió,

desde allí y de todas las veces que tuve que rogar para verte,

para que me abraces, para que me beses…

Me fuí rompiendo en mil pedacitos, me fui humillando ,

Perdí mi dignidad y un día comprendí que nada fue en vano,

porque disfrute cada segundo que me diste y

si bien no llegaste a amarme, ese amor que yo te di sirvió para algo:

Hoy estas en donde querés estar , con quien querés estar,

Obviamente estas feliz y yo…

Yo creo que también, estás bien, que mas puedo pedir…

Ah…si…

Claro, hubiera querido estar en ese lugar yo.

Bueno , no importa,

Esta historia ya fue,

Ya no hay vuelta atrás ni esperanza alguna,

QUE SIGAS SIENDO FELIZ,

Yo, aunque te cueste creerlo, también lo soy,

Y si, tal vez es ironía, ….¿puedo hacer algo mas?,

No…solo desearte mas felicidad.

El amor es eso…soltar…desear el bien…y

Recordar con alegría cada momento compartido a tu lado,

El amor es jugársela entera por lo que querés,

por quien logra hacer que el corazón siga vivo,

Adiós. Me fui.

 

Comentarios2

  • Ana Maria Germanas

    Hola Mica ;
    Tu relato, me hablo de muchisma ternura , entrega, amor y fidelidad, pero amen de todo lo anterior, una inmensa y genuina generosidad.-
    Es reconfortante, saber que hay personas, con tales sentimientos.-
    Me encanto leerte, en tu lenguaje fluido y muy ameno.-
    Un cariñoso saludo.-

  • Horacio Leone

    un gusto leerte, muy lindo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.