Acuarela

Esa tarde...

Frío. Respiro hondo... Mirada perdida en la fría neblina grisácea. Triste escenario contrastando con una belleza extraña.

Paisaje deprimente pero al mismo tiempo agradable.

Al fondo, tras el blanquecino paisaje, desaparecen los árboles, que sin ninguna hoja impregna una soledad inmensa, escalofriante...

Bancos húmedos, desiertos... Este silencio me dice que me recuerdas... Y yo sé que me recuerdas.

Me pierdo en el paisaje, mis ojos se humedecen y me envuelve esta sutil belleza.

Vuelvo a respirar hondo y lentamente me dejo atrapar por esta fría niebla, tan grisácea, tan delicada, tan bella... acariciando mis sentidos y camino despacio perdiéndome en mis pensamientos y lentamente... desaparezco.

Comentarios7

  • Gerardo Barbera

    Excelente

    • Acuarela

      Gracias poeta por su comentario.
      Saludos.

    • 2punto0

      Muy romántico y bello paisaje, casi oí las notas de un piano mientras te desvanecías en la melancólica niebla

      Saludos Acuarela

      • Acuarela

        Y mientras avanzaba, allí estaba el piano, esperándome...
        Y envuelta en la niebla empecé a acariciar sus teclas...
        Gracias poeta por visitar mi espacio.
        Saludos

      • Lualpri

        Verdaderamente...* BELLO *
        Felicitaciones.
        Saludos.

      • bambam

        Hermoso fin de poema todo un corolario .
        " acariciando mis sentidos y camino despacio perdiéndome en mis pensamientos y lentamente... desaparezco."
        bambam desde Chihuahhua

      • Hugo Emilio Ocanto

        Magníficas letras, poetisa.
        Saludos.

      • Mael

        🌹

      • Javier Gamboa Panevel

        Belleza... !bella poesía!
        Desaparecida en la niebla.
        Alguien te está buscando
        y no te encuentra.

        Un abrazo mi querida acuarela.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.