marcsil

Deja, amor, que el rocío te acaricie

 

Deja, amor, que el rocío te acaricie,

asciende la escalera del suspiro

que mi pecho levanta al contemplarte

en un aire que es canto y es viento.

 

Deja que se encuentren tu sueño

y el mío allá donde el olvido

vela con sus lágrimas

los sollozos del amor.

 

Date a las corrientes y a las flores

que aguardan anhelantes

tu cuerpo entre la niebla.

 

Desátate tus ropas en el alba

cuando palidecen las estrellas

y deja amor que el rocío te acaricie.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.