Ángel Ladera

Una confesión arriesgada

Escribo porque alguien me ha dicho

que la poesía es la única verdad.

Sé, por aquél maestro

que poder decir adiós es crecer

y se puede decir que he crecido,

sin embargo,

cada vez que observo tu mirada

que debate si mirarme o no,

por una fracción de segundo siento una bala

que atraviesa mi pecho a toda velocidad.

Pensarte se ha vuelto una rutina diaria,

una rutina de cada hora, de cada instante.

Los días siguen ahorcándome

y la única manera de escapar de ellos

es que vos estés cerca.

Me rindo con cualquier intento por desviarte

y olvidarte.

Ya estoy totalmente

A merced.

Comentarios1

  • Alfredo Daniel Lopez

    Olvidar es difícil si se ama de corazón Ángel.
    Aceptar que todo acabó pero que ese sentimiento seguirá en nuestro corazón pero ya sin cauasarnos dolor.. Eso si lo considero más propio para seguir en ésta vida y mirar hacia adelante.

    Un abrazo fuerte amigo y poeta.

    • Ángel Ladera

      Muchas gracias por su comentario y muy buena reflexión Alfredo.
      Saludos y un abrazo compañero.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.