Maria L

Piedra

Súbitamente perdí los ojos,

los dedos,

un labio cayó pesadamente sobre otro

entorpeciendo todo proyecto de beso,

toda prosperidad de palabra.

Empequeñecí.

Mi nombre endureció sus letras.

Se me encogió la humanidad,

hasta mi sangre bajó la vista.

 

Desde que no creo en vos

toda yo soy una piedra.

Comentarios5

  • Alma Rosa Marteño

    ¡Like!
    :)

  • Edmundo Rodriguez

    Querida Marìa ,
    Es fuerte el mensaje .
    Mi cariño , y
    Mi càlido Abrazo .

  • Jordan Sanchez

    Encantador

  • alicia perez hernandez

    HERMOSO BELLAMENTE BELLO...
    SALUDOS

  • gatoconbotas_58

    Creer es una cuestión de fe, es el amor en su punto justo mas natural y humano quien hace que escribas de esta manera que tanto me gusta, te leo como si fueses uno de esos templos "imposibles" e inalcanzables, con tus letras llenas el alma de sentimientos fuertes. Un beso para ti.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.