A. Martinez

Digo.

 

¿Cómo se verán tus ojos hoy?.
Digo: ¿Cómo me vería yo?
allí, en medio de esos lagos
transparentemente oscuros,
negras aceitunas
que brillan al centro de mi
atarantado día.

 

Sería fabuloso verte. Digo:
poder sentirte externalmente,
dejar a éstas carnívoras manos
recorrerte, volver a delinear
las coordenadas ligeras
de tu cintura, los saltos,
los posos, los laureles.

 

Por lo pronto es poco lo que tengo.
Digo: únicamente puedo
liberar este avispero de palabras,
que picotean desde el pecho
hasta el calambre de los dedos,
y que gotean su deseo
sobre el eter incoloro,
que nos une mientras
nos separa. Por ahora.

 

Eduardo A. Bello Martínez
Copyright © 2018

 

 

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Un placer leerte .-
    Un cordial saludo.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.