walter luis

Sentencia Salomónica

Ser obrero

 es tener sobre la espalda

todo el peso del trabajo,

y el alma angustiada

de que algún día cercano

podrá ser despedido.

Aunque lleguen a sus manos

unos pesos resarcidos,

pronto ellos se irán

mientras procura trabajo.

 

¿Para qué quiere conchabo?

Veo que usted está viejo

y no sirve para eso;

vuelva a casa, descanse

 y plante muchas verduras,

que de comer le darán.

¡Qué triste es ser proletario!

Peor es estar sin trabajo,

con muchas bocas hambrientas

en la casa esperando.

 

Casos como yo cuento

hubo en los tiempos actuales,

mas las leyes del trabajo

con justicia conquistadas,

fueron asimiladas

y adoptadas por obreros

 que se unieron en ideas,

para ayudar mutuamente

en posición insistente,

a esos necesitados.

 

Resultó que en un lugar

fabricaban con amor

escobas y escobillones

 ocupando poca gente,

que trabajaba contenta

y estimaba a su patrón,

hombre con sentimientos.

Mas la triste realidad

lo llevó a la situación

de no pagar los jornales,

y como último recurso

se vio obligado a cerrar.

 

De ese despido masivo

quedaron tan sólo dos;

un obrero y el sereno,

pero éste de qué sirvió

si a qué cuidar no había,

y el sereno como otros

también a casa se fue,

y el otro amenazado

fue sereno y capataz,

porque el lugar ocupó.

 

Conocedor de las leyes,

 el obrero se encerró

como dueño del lugar,

para defender derechos

si hubiese que litigar.

Y el litigio comenzó

mientras el hombre esperaba,

cuidando el alambrado.

Y como es de esperar,

tuvo final esa historia.

 

La solución de este cuento

fue muy justa pero triste.

 Dicto que está despedido

el huelguista y demandante,

dijo el juez con seriedad;

como es de suponer,

 amparado por la Ley

que proteje los despidos,

y el demandado ya sabe

con esos palos qué hacer.

Comentarios9

  • Caballero Aguila

    Muy buena historia, felicidades...
    Pase por sus letras.
    Saludos.

  • nellycastell

    Querido amigo Walter como siempre una enseñanza en cada linea que escribes, un abrazo amigo

  • FELINA

    Walter fantástica tu historia, cada noche te espero con tu relato, me parece muy interesante lo que narras.
    Recibe mis felicitaciones junto con mis abrazos.

  • Lena

    Ya nos tiene acostumbrados a sus relatos.
    El de hoy de la situación actual, no puede ser más reflexiva su enseñanza.
    Felicitaciones
    Un abrazo
    Lena

  • Luis Rayo

    Triste vida de mucha gente que se queda sin empleo y para esto, la ley de que sirve, si cuando se requiere con el garrote de ley te dan de palos. Felicidades por relato triste. Saludos amigo.

    Luis.

  • Diluz

    Historias de vida y que tremendas historias, tantas veces repetidas en años que sin demora vienen la vida apretando y con el yugo pegando…que Dios revierta la historia y trabajo nunca falte para todo hombre honrado que quiere ganarse el pan.

    Cariños amigo
    Diluz

  • valesi

    El desempleo a la orden del día.........despidos injustificados lo sigue habiendo...........
    Si no trabajamos no se come.....

    AbRaZoS!!!!!!

  • la negra rodriguez

    Buena enseñanza mi querido amigo
    besos.

  • SANTAPAU





    Ser obrero

    es tener sobre la espalda

    todo el peso del trabajo,

    y el alma angustiada

    de que algún día cercano

    podrá ser despedido.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.