Lincol

DULCE PLEGARIA

 

DULCE PLEGARIA

Suenan suaves las palabras
en noches como estas,
mientras las estrellas bailotean
como las caricias de una madre.

No son las estrellas las que brillan,
son las caricias de mamá
las que imprimen color
sin pedir nada a cambio.

Aunque son muchas las estrellas
y estén por todas partes
no hay estrella como una madre
que siempre está donde debe.

Madrecita mía, estrella de la noche,
suenan suaves las palabras
cuando en mis plegarias te elevo
rogando a Dios te bendiga siempre. 

AUTOR. LMML. 

Comentarios1

  • Paola R (Chazy Chaz)

    Que gran poema y que bellos sentimientos, tiernos y profundos que describen el amor a una madre. Un saludo de amistad.

    • Lincol

      Gracias Paola, por tus palabras y tu visita a mis letras, siempre eres bienvenida. Saludos cordiales a la distancia, amiga.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.