Pilar Gonzalez Navarro

"EXTRANJERO"

Lo tengo delante,
papel blanco, impoluto,
puro, esperando
lo emborrone con tinta
de mis labios.
El corazón desbordado,
pleno de sentimiento
y la boca balbuceando
inentendibles
palabras que a expresar
no alcanzo.

Ese único abrazo que me prometió
el viento, tierno alíseo,
suave soplo que atinado, acercó
tus manos a mi pelo,
para en tu caricia, robar de ellas
su protector tacto
y la suavidad curandera de tu piel
hecha de olas verdes.

La luz desprendida de tus ojos,
alumbró el fondo
de los míos para no apagarse
con tu marcha ya
nunca y poder así, mirar a través
de ti la vida como
solo tú, sabes mirarla.

Todo cambió en instantes, tras
nuestro encuentro.
Mereció el esfuerzo, esconder
mi pena de estos años
al verte contento, recorrer mi barrio.

Renacieron conmigo las calles,
los oscurecidos adoquines
por estos años esperándote, se fueron vistiendo de terciopelo blanco
a nuestro paso y chismorreaban
envidiosas, con cortos
destellos, las farolas en lo alto.

Todo fue perfecto, sublime,
idéntico a como lo hube
soñado, mas tan sólo pongo
una queja al calculador destino…

No esperaba extrañarte tanto
y de qué manera,
y es que la añoranza de casi media,
vida sin ti, es nimia
pues todo lo ocupa el recuerdo
de ésa otra, que efímera
viví contigo en aquel mágico abrazo.

Luego te confesé azorada este
mágico secreto mío,
me hablaste bajito, con mimo
para no hacerme daño,
despacito como tú todo lo haces
y lejos de apartarme,
le regalaste a mi valiente voluntad
el deseo de hasta
sin ti, vivir la vida, alumbrando
mi camino cuando
intuyes que me extravío de nuevo
y enciendes entonces
la luz de tu faro del otro lado…

Pilar González Navarro
Junio 2018.

Comentarios1

  • 2punto0

    Todo cambió en instantes, tras
    nuestro encuentro.
    Mereció el esfuerzo, esconder
    mi pena de estos años
    al verte contento, recorrer mi barrio

    Si todo tu poema sublime hermoso y romántico

    habrá que pisar eso adoquines y recorrer ese hermoso el bario donde vives , para terminar de vivir este poema, y ver esa luz desprendida de tus ojos,
    alumbró el fondo
    de los míos para no apagarse

    Otro gran abrazo Pilar

    • Pilar Gonzalez Navarro

      2punto0
      Diana! Es un poema de un antes y un después en mi vida que conlleva un recuerdo imborrable y hasta dirîa... mágico...
      Mil gracias. Un placer te guste



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.