realezablanca

Un pasear de vida, locura.

Roja,  luna aùn,

sus ojos candíl,

un alma incolora,

destetada, cual cobra

mira el venenoso juglar

de la mente.

 

Se pasea, la negra gata, 

timorata ahora, antes vil,

su sombra se debate en

goteo insulso, en su

vagar demente, un viejo

cuco emerge displicente.

 

Se fija el pelo, clava,

lágrimas de hielo,

diré que al cielo,

pero no es así, mas,

en la piel sin vida que

ahora yace, lo hace,

fija en ella su mirar 

ese tan infantil obcecar

de la sinrazón.

 

Gotea, triste,

ahora incluso ya,

ni siquiera lo hace,

es una amalgama de

rojos líquidos que

se ofrecen a ella, cual

ofrenda triste de un amor

cobarde.

 

Copyright.

@RealezaBlanca   

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.