Claire

VEN, ALGO SEREMOS.

 

 

 

 

Me siento en un miércoles cualquiera


con un café olvidado - entre las manos.


Y miro ahí en el fondo el baile lento


de dos figuras oscuras


y condenadas.


Al tiempo no le importa nada


de mis piernas temblantes y de mis ojos,


de la sangre que lloro por las calles


y de la espera colgada en un otoño.


Aquí estoy, en la hora más brillante,


- en atónitos instantes
- en un mar de primaveras.


Aquí estoy, en las lluvias inconstantes,


- en el fuego de un momento,
en la noche honda y asesina.

Comentarios2

  • JAVIER SOLIS

    Ven, e la noche callada
    o en la tarde nostálgica
    quizás podamos caminar juntos
    u olvidar el eterno café si servir.
    Hermosos versos
    Gracias por compartirlos mi buena poetisa.
    Con mucho cariño
    JAVIER

  • 2punto0

    Si con frío o con lluvia o primavera
    como quien vive en un largo naufragio en cada amanecer, si antes la noche no te mata

    Saludos

    Leo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.