Luisgarcia30

La escarcha estaba en la flor.

Paseando encontré una rosa,

escarchada por el frío y por la lluvia,

abandonada, marchitádose sola.

 

¿Qué hacía ahí la rosa, helándose de melancolía

en aquella noche de febrero? 

Necesitaba una mano que la regara de vida...

 

Necesitaba poder ayudar a bajar el cielo,

desatando a los corazones encantados,

coloreando un poco las sombras grises del suelo.

 

Y, qué mejor, amiga, ¿qué mejor mano 

que la tuya, tan artística

que llenaría de luz todos sus pétalos?

 

Comentarios2

  • Betty Romero

    Hermoso poema...

  • Elizabeth Chacon Stevens

    La escarcha estaba en la flor, una rosa llena de melancolía, marchitándose, helándose pero era la mano amiga, la tuya,a rtística que llenará de luz todos sus pétalos. Muy bonito sentir. Saluditos y buenas noches.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.