M.G.Ratia

MANOS

 

Manos, las de un hermano,
manos, las que al girar
damos por bueno el cambio.
Manos las del juglar
que tocan decididas
su instrumento al compás,
de las manos amigas,
del director general.

 

Manos que me enloquecen
finas cual papel de fumar.
Manos del cirujano
con un pulso singular.
Manos del escribano
que escriben todo al pasar,
las de papel de lija
hartas de trabajar.

 

Manos llenas de anillos,
manos de la amistad,
matan el gusanillo
cuando te quieren matar.
Manos con cinco dedos,
manos de la verdad,
las del juez que va de negro,
las manos de la moral.

 

Manos del niño blanco,
manos, las de color
verdes y anaranjado.
Manos, las del rubor,
que se esconden detrás del cuerpo
cuando brilla el amor.
Manos, las de este juego,
que el azar me regaló.

 

Manos bien perfumadas,
las manos del señor,
las que ordenan y mandan
en manos de un reloj.
Las manos del reloj mismo,
que esperan con fervor
que pase lo que no pasa
y que no pase lo que pasó.

 

Manos en forma de manta
que tapan el corazón
que cubren cuando hace frío
que alivian de la calor.
Las manos del pianista
manchadas de precisión
las últimas de esta lista
las manos de Salvador.

 

(A Salvador Campos, maestro de piano de la Escuela de Música de Almensilla)

   

 

Comentarios7

  • Margarita Dimartino de Paoli

    LAS MANOS DE UN PIANISTA SON BELLAS, DELICADAS, ESTILIZADAS, E INSPIRAN TODOS ESTOS BELLOS SENTIMIENTOS QUE TAN CLARAMENTE EXPRESAS.-

    UN CARIÑO EN LA DISTANCIA CON CARIÑO.-

    MARGARITA

  • M.G.Ratia

    Gracias por comentar que lo expreso claramente en mis humildes palabras. Las que sí lo expresan con absoluta contundencia son las manos de mi genial amigo Salvador. Él, más adelante, puso música a otro de mis poemas, un bolero, "Claro de luna". Obviamente la letra quedó pequeña a tan magistral armonía.

  • pfleta

    Buen tema, este de las manos. Rica y poéticamente tratado.
    Saludos.
    Pau

  • M.G.Ratia

    Gracias Pau. Buen día.

  • M.G.Ratia

    El tacto...
    Gracias

  • M.G.Ratia

    Gracias siempre a [email protected]

  • Jorge Horacio Richino

    Maravilloso tu poema sobre las manos!
    Realmente se hacen tantas cosas con ellas que no te alcanzarían los versos para detallarlas.
    Son excelentes tus letras y quiero destacar, porque fue algo que llamó mucho mi atención, la siguiente estrofa:
    "Las manos del reloj mismo,
    que esperan con fervor
    que pase lo que no pasa
    y que no pase lo que pasó".
    Genialidad poco común!
    Aplausos para ti y un cordial abrazo!!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.