Yvette Nino

A mi cuerpo


Fuiste un ingrato porque no hubo día
que no cuidara tu salud y aspecto
Supe darte el sustento que debía
y procuré disimular defectos.
Supe perdonarte los excesos
y celebré tu esfuerzo y tu fervor,
te enseñé los gestos y los tonos 
y aprendiste a mirar al corazón.

Y hoy, a pesar de lo que he hecho 
hiciste de mi cara un bandoneón
mis manos las manchaste de violeta
les diste a mis palabras nueva voz
las aguas de mis ojos están secas
y a veces digo, muy a mi pesar
alguna tontería sin razón.
Confiaba en ti, en vano me defiendo
de un nuevo Brutus en vena de traición.

Comentarios2

  • Yvette Nino

    Reprocho con humor los cambios físicos que sufre el cuerpo "según pasan los años"

  • JAVIER SOLIS

    Nadie sabe para quien trabaja.
    Nadie sabe para quien cuida con tanto cariño.
    La traición es algo que se aprende sin maestro.

    Bonito poema de reproche
    Con cariño
    JAVIER SOLÍS



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.