Enrique del Nilo

AMÉRICA LLORA DESDE LAS CENIZAS DEL IZALCO


AVISO DE AUSENCIA DE Enrique del Nilo
Mis letras no conocen de la brida de "derechos de autor" así que si les premias con el palmares de adoptarlas y darles tu nombre, siéntete en libertad de hacerlo, que feliz me sentiré de ver que ellas logran alcanzar las fronteras que yo jamás les podría dar

Llora El Salvador,

llora Nicargua…

¡llora América Latina!

llora el mundo;

llora el universo

y su llanto se vuelve canto,

y el canto se vuelve trinos,

y el trino se torna fuego;

y el fuego incendia los cielos

o acaso solo marca el camino

 

Fue tan grande

que dos patrias no le bastaron por cuna

y renunciando a la muerte

de los seres comunes

talló en el alma del universo

su nombre con fuego

de humanidad

 

Pintó su nombre en el rostro

de cuanto tuvo la dicha

de gozar de su iluminar

desde la antorcha de sus letras

que marcaron huellas de libertad,

huellas de inmortalidad

 

Hoy asciende por las cenizas

que su pluma inmortalizaran

y se planta junto a los grandes

donde un sitial le esperaba;

 

Claribel… desde tu pluma

las letras ya no son lo mismo,

casi un siglo contigo

me pareció un segundo

nos vemos en otro verso

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.