El Hombre de la Rosa

¡¡¡ ROMANCE A LAS MAREAS !!!



 

¡¡¡ ROMANCE A LAS MAREAS !!!

 

*** Versos de la Rosa ***

 

A quien dedico los poemas Mar amiga

para soñar mecida entre las olas altas,

sabiendo que ese agua salada tonifica

cuando su afecto sangra con la marea,

me cuesta incrustar las letras del arte

que engarza mis versos con letra viva,

fácil se rima al Mar que sale del sentir

soñando su movimiento de vivo gozar,

embutidos con abrazos de gratas olas

te embriaga su oleaje hasta marearte.

 

Natural es besar la boca con la avidez

como agua que trae la ola de la playa,

sintiendo un olor de la Mar en tu boca

en el sólo oleaje por coger la espuma,

envolviéndose vorazmente con su ola

mareas sublimes con aroma de su sal,

rompe su viva monotonía de su playa

poniendo ese corazón al vicio del Mar,

con sus cercanas llegadas de otra ola

que rezuma la espuma al vigor vivido.

 

Que faro sublime alumbra las noches

cuando la playa del alumbre de Luna,

se empapa de la sal con agua marina

con esas salobres sacudida del amor,

sus tenues sombras de unas caricias

que hechizan el calor de enamorarse,

ser esa fidelidad exhorta ser hombre

génesis de la inmortalidad del cariño,

sombra viva a zalema del sentir serio

que enciende la pasión del enamorar.

 

Que dulce fuerza mueve sus mareas

evoca el sentir de las algas marinas,

dejando pasión para mi sentimiento

cuando toco con los labios una boca,

sutil encantamiento al alma del Mar

aliviado entre codiciar esa felicidad,

que tientan las olas al romper vivas

vivas frente un Mar del agua salada,

esperaste a ese amigo marino serio

para retozar la sal de mujer amada.

 

Autor:

Críspulo Cortés Cortés

El Hombre de la Rosa

15 de enero del 2018

 

 

 

Comentarios11

  • Ágora

    Precioso, he recordado el mar Cantábrico desde el Palacio de la
    Magdalena, de una belleza increíble.
    Tus letras siempre geniales.
    Un abrazo

    • El Hombre de la Rosa

      Muchas gracias estimada señora y poetisa amiga Ágora por tu generoso y grato comentario...
      Romance a las mareas que horadan las rocas de la costa infatigables y poderosas, bajo el influjo de la blanca Luna que por su magnetismo las hace subir y bajar continuamente, expandiendo su generosa fuerza que baña las playas, encantando a los ciudadanos que se bañan en ellas placenteramente en los meses de estío.
      Pero cuidado, porque cuando la Mar se remueve las enormes fuerzas tectónicas submarinas, las ondas de la Mar enfurecida pueden verter sobre la costa un mortal tsunami que arrasara mortalmente las ciudades y las vidas humanas.
      Que las diosas de la felicidad y del amor sean tu sombra...
      Un abrazo de amistad y afecto...
      Críspulo R. Cortés Cortés
      El Hombre de la Rosa

    • Jorge Horacio Richino

      Un poema cargado de aires marinos, que tu pluma lleva dócilmente, como cuando el mar sereno acaricia la playa con sus suaves olas.
      Muy buenos versos, poeta Críspulo.
      Felicitaciones y un gran abrazo!!!

      • El Hombre de la Rosa

        Muchas gracias compañero en la poesía y poeta amigo Jorge Horacio Richino por tu generoso y grato comentario...
        Romance a las mareas que horadan las rocas de la costa infatigables y poderosas, bajo el influjo de la blanca Luna que por su magnetismo las hace subir y bajar continuamente, expandiendo su generosa fuerza que baña las playas, encantando a los ciudadanos que se bañan en ellas placenteramente en los meses de estío.
        Pero cuidado, porque cuando la Mar se remueve las enormes fuerzas tectónicas submarinas, las ondas de la Mar enfurecida pueden verter sobre la costa un mortal tsunami que arrasara mortalmente las ciudades y las vidas humanas.
        Que las diosas de la felicidad y del amor sean tu sombra...
        Un abrazo de amistad y afecto...
        Críspulo R. Cortés Cortés
        El Hombre de la Rosa

      • Menesteo

        Tus letras son como olas rompiendo en la orilla de la mar, con música de caracolas.
        Olas del mar cantábrico de frías aguas saladas como la blanca nieve que duerme en sus montañas.
        Un abrazo estimado amigo Críspulo.

        • El Hombre de la Rosa

          Muchas gracias compañero en la poesía y poeta amigo Estacadilla por tu generoso y grato comentario...
          Romance a las mareas que horadan las rocas de la costa infatigables y poderosas, bajo el influjo de la blanca Luna que por su magnetismo las hace subir y bajar continuamente, expandiendo su generosa fuerza que baña las playas, encantando a los ciudadanos que se bañan en ellas placenteramente en los meses de estío.
          Pero cuidado, porque cuando la Mar se remueve las enormes fuerzas tectónicas submarinas, las ondas de la Mar enfurecida pueden verter sobre la costa un mortal tsunami que arrasara mortalmente las ciudades y las vidas humanas.
          Que las diosas de la felicidad y del amor sean tu sombra...
          Un abrazo de amistad y afecto...
          Críspulo R. Cortés Cortés
          El Hombre de la Rosa

        • Anton C. Faya

          Bellisimo poema y motivador para nosotros los del sur que a cobijo del mar estamos por tomar nuestro necesario descanso...
          Gracias Crispulo...

          • El Hombre de la Rosa

            Muchas gracias compañero en la poesía y poeta amigo Anton C. Faya por tu generoso y grato comentario...
            Romance a las mareas que horadan las rocas de la costa infatigables y poderosas, bajo el influjo de la blanca Luna que por su magnetismo las hace subir y bajar continuamente, expandiendo su generosa fuerza que baña las playas, encantando a los ciudadanos que se bañan en ellas placenteramente en los meses de estío.
            Pero cuidado, porque cuando la Mar se remueve las enormes fuerzas tectónicas submarinas, las ondas de la Mar enfurecida pueden verter sobre la costa un mortal tsunami que arrasara mortalmente las ciudades y las vidas humanas.
            Que las diosas de la felicidad y del amor sean tu sombra...
            Un abrazo de amistad y afecto...
            Críspulo R. Cortés Cortés
            El Hombre de la Rosa

          • DAVID FERNANDEZ FIS

            Nuestro mar,la fortuna de mi Galicia encantadora,nuestro querido terruño,uff cuantas nostalgias,bello tu cantar amigo mio,un abrazo calido de quien en verdad te aprecia,David

            • El Hombre de la Rosa

              Muchas gracias compañero en la poesía y poeta amigo David Fernandez Fis por tu generoso y grato comentario...
              Romance a las mareas que horadan las rocas de la costa infatigables y poderosas, bajo el influjo de la blanca Luna que por su magnetismo las hace subir y bajar continuamente, expandiendo su generosa fuerza que baña las playas, encantando a los ciudadanos que se bañan en ellas placenteramente en los meses de estío.
              Pero cuidado, porque cuando la Mar se remueve las enormes fuerzas tectónicas submarinas, las ondas de la Mar enfurecida pueden verter sobre la costa un mortal tsunami que arrasara mortalmente las ciudades y las vidas humanas.
              Que las diosas de la felicidad y del amor sean tu sombra...
              Un abrazo de amistad y afecto...
              Críspulo R. Cortés Cortés
              El Hombre de la Rosa

            • Esteban Mario Couceyro

              El mar como ese incógnito útero, que nos convoca y expulsa, a su ritmo y oleaje.
              Un abrazo agradecido por tus letras.
              Esteban

              • El Hombre de la Rosa

                Muchas gracias compañero en la poesía y poeta amigo Esteban Mario Couceyro por tu generoso y grato comentario...
                Romance a las mareas que horadan las rocas de la costa infatigables y poderosas, bajo el influjo de la blanca Luna que por su magnetismo las hace subir y bajar continuamente, expandiendo su generosa fuerza que baña las playas, encantando a los ciudadanos que se bañan en ellas placenteramente en los meses de estío.
                Pero cuidado, porque cuando la Mar se remueve las enormes fuerzas tectónicas submarinas, las ondas de la Mar enfurecida pueden verter sobre la costa un mortal tsunami que arrasara mortalmente las ciudades y las vidas humanas.
                Que las diosas de la felicidad y del amor sean tu sombra...
                Un abrazo de amistad y afecto...
                Críspulo R. Cortés Cortés
                El Hombre de la Rosa

              • Miachael

                Estimado amigo Críspulo, las mareas tan bonitas verlas y jugar con ellas como peligrosas cuando se enfadan.
                Recibe un abrazo de Miachael.

                • El Hombre de la Rosa

                  Muchas gracias compañero en la poesía y poeta amigo Miachael por tu generoso y grato comentario...
                  Romance a las mareas que horadan las rocas de la costa infatigables y poderosas, bajo el influjo de la blanca Luna que por su magnetismo las hace subir y bajar continuamente, expandiendo su generosa fuerza que baña las playas, encantando a los ciudadanos que se bañan en ellas placenteramente en los meses de estío.
                  Pero cuidado, porque cuando la Mar se remueve las enormes fuerzas tectónicas submarinas, las ondas de la Mar enfurecida pueden verter sobre la costa un mortal tsunami que arrasara mortalmente las ciudades y las vidas humanas.
                  Que las diosas de la felicidad y del amor sean tu sombra...
                  Un abrazo de amistad y afecto...
                  Críspulo R. Cortés Cortés
                  El Hombre de la Rosa

                • David Arthur

                  El mar como la luna despierta sentires para plasmar en versos. Muy buen poema Críspulo.

                  Un abrazo de mi amistad,
                  David

                  • El Hombre de la Rosa

                    Muchas gracias compañero en la poesía y poeta amigo David Arthur por tu generoso y grato comentario...
                    Romance a las mareas que horadan las rocas de la costa infatigables y poderosas, bajo el influjo de la blanca Luna que por su magnetismo las hace subir y bajar continuamente, expandiendo su generosa fuerza que baña las playas, encantando a los ciudadanos que se bañan en ellas placenteramente en los meses de estío.
                    Pero cuidado, porque cuando la Mar se remueve las enormes fuerzas tectónicas submarinas, las ondas de la Mar enfurecida pueden verter sobre la costa un mortal tsunami que arrasara mortalmente las ciudades y las vidas humanas.
                    Que las diosas de la felicidad y del amor sean tu sombra...
                    Un abrazo de amistad y afecto...
                    Críspulo R. Cortés Cortés
                    El Hombre de la Rosa

                  • Violeta

                    Hermoso . Se siente plenamente cada verso estos romance mojan los suspiros

                    • El Hombre de la Rosa

                      Muchas gracias estimada señora y poetisa amiga Violeta por tu generoso y grato comentario...
                      Romance a las mareas que horadan las rocas de la costa infatigables y poderosas, bajo el influjo de la blanca Luna que por su magnetismo las hace subir y bajar continuamente, expandiendo su generosa fuerza que baña las playas, encantando a los ciudadanos que se bañan en ellas placenteramente en los meses de estío.
                      Pero cuidado, porque cuando la Mar se remueve las enormes fuerzas tectónicas submarinas, las ondas de la Mar enfurecida pueden verter sobre la costa un mortal tsunami que arrasara mortalmente las ciudades y las vidas humanas.
                      Que las diosas de la felicidad y del amor sean tu sombra...
                      Un abrazo de amistad y afecto...
                      Críspulo R. Cortés Cortés
                      El Hombre de la Rosa

                    • Miriam Inés Bocchio

                      Qué lindo poema Críspulo!!! Me recordó cuando me entro al mar y no pienso en las consecuencias,pues me puede,las olas me llevan mar adentro,sobre y debajo del agua para sobrepasar grandes oleajes.
                      Un abrazo de Inesita

                      • El Hombre de la Rosa

                        Muchas gracias estimada señora y poetisa amiga Miríam Ines Bocchio por tu generoso y grato comentario...
                        Romance a las mareas que horadan las rocas de la costa infatigables y poderosas, bajo el influjo de la blanca Luna que por su magnetismo las hace subir y bajar continuamente, expandiendo su generosa fuerza que baña las playas, encantando a los ciudadanos que se bañan en ellas placenteramente en los meses de estío.
                        Pero cuidado, porque cuando la Mar se remueve las enormes fuerzas tectónicas submarinas, las ondas de la Mar enfurecida pueden verter sobre la costa un mortal tsunami que arrasara mortalmente las ciudades y las vidas humanas.
                        Que las diosas de la felicidad y del amor sean tu sombra...
                        Un abrazo de amistad y afecto...
                        Críspulo R. Cortés Cortés
                        El Hombre de la Rosa

                      • mazhar

                        ؑEstimado , querido amigo y poeta Sr, Críspulo
                        Muy bellos sentimientos
                        Tus bellas palabras han hecho añicos la belleza del océano
                        ؑEs una Bellisimo poema
                        Felicidades mucho,
                        Bendiciones para usted
                        un cordial abrazo y
                        Un Saludo !!!

                        • El Hombre de la Rosa

                          Muchas gracias compañero en la poesía y poeta amigo Mazhar por tu generoso y grato comentario...
                          Romance a las mareas que horadan las rocas de la costa infatigables y poderosas, bajo el influjo de la blanca Luna que por su magnetismo las hace subir y bajar continuamente, expandiendo su generosa fuerza que baña las playas, encantando a los ciudadanos que se bañan en ellas placenteramente en los meses de estío.
                          Pero cuidado, porque cuando la Mar se remueve las enormes fuerzas tectónicas submarinas, las ondas de la Mar enfurecida pueden verter sobre la costa un mortal tsunami que arrasara mortalmente las ciudades y las vidas humanas.
                          Que las diosas de la felicidad y del amor sean tu sombra...
                          Un abrazo de amistad y afecto...
                          Críspulo R. Cortés Cortés
                          El Hombre de la Rosa



                        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.