Nasdlo

La Difunta



Me basta tu silencio para entenderlo todo,

hace  ya bastante tiempo

que la gente del pueblo lo venía diciendo,

yo no lo creía,

preferí jugar al ingenuo

antes que vivir en un infierno.

 

Eras la más hermosa,

la pura y la casta.

Eras la envidia y el deseo

¡de todo este maldito pueblo!

Qué decir de los años aquellos,

cuando era la inocencia

la virtud que no se compra,

y el beso tierno

el amor que no se vende.

 

Era tan fresca la leña

y tan ruidoso el río.

No tenías por qué hacerlo

si tus besos eran sólo míos.

Yo puedo guardar silencio,

pero no así

la paredes de nuestra casa,

ni el eco de aquella promesa

de la palabra acertada y temerosa,

del secreto indecoroso

que rebota en los altares de una iglesia.

 

Dios me lo permita,

Dios que me perdone.

 

Yo te amaba,

y los domingos

cuando a misa te acompañaba,

a  Dios agradecía

el tenerte a mi lado cada día de mi vida.

Pero el mismo Dios  que me perdone,

pero no a ti, ni al padrecito de la iglesia.

Y pensar que fue él

quien ante Dios nos había casado.

Y que tras el mismo altar

por los santos custodiado,

estuvieron los amantes escondidos,

confesando su pecado

y consagrándose ante el divino.

 

Y no sé qué pecado sea más grande,

si el tuyo al engañarme

con cuanto tipo se puso enfrente

o el mío, al con mis hechos condenarme.

Y no quiero hablar del boticario,

ni del panadero, ni del carpintero.

Prefiero verte callada,

y a todos ellos disimulados.

Escuchando cada campanada,

como un lamento interno,

como un silencio desesperado.

 

¡Fue bonita misa del señor cura!

se refirió a ti

como “la señora de fulano de tal”.

Que fue arrastrada

por las aguas bravas del río,

y entre las piedras

tuvo un trágico final.

 

La gente sabe, disimula y calla.

 

¡Pero que detalle del panadero!

me pide que lo deje dar el pan para tus rezos.

¡Y qué decir del carpintero!

mira al pobre desgraciado,

se mira desesperado,

creo que le hizo mal saber de tu deceso.

 

-------

 

Cómo pasa el tiempo

entre entierros y lamentos.

Mira ahora

que triste se mira la iglesia

sin la sonrisa del padrecito,

sin el pecado de la que fue mi esposa

y sin los rezos de la gente argüendera

¿Y qué será de los enfermitos?

sin el boticario que los atienda.

 

Dios ha sido cruel con el pueblo

y benévola contigo,

te los ha llevado toditos

allá en el infierno,

uno por uno,

a menos de seis meses de tu entierro.

 

El boticario y el panadero,

el padrecito y el carpintero.

Mira que este pueblo se está muriendo.

Ya no hay chismosas,

y nadie me señala con el dedo,

sólo quedan ahora

unas cuantas viudas revoltosas.

 

Es esta pues mi condena.

 

Pero yo no tengo la culpa

y sólo soy un humilde campesino

a la orden del creador.

 

Los niños lloran a sus padres,

y este pueblo es cada vez más frío,

no hay quién atienda sus necesidades

sólo les queda pedir a Dios

que termine con su pena.

El río de pureza los ha limpiado,

desde arriba del monte

uno por uno  

fueron todos arrastrados.

¡Ah que caray!

 

La gente sabe, disimula y calla.

 

Aún visito aquella iglesia,

platico con Dios y me aconseja

-Hay que limpiar este pueblo impuro-

me susurra siempre en la oreja.

 

Pero algo pasa

que ya nadie me mira,

ni me señalan con el dedo,

las chismosas del pueblo

lloran por su pena.

Pero que te puedo decir

si no hay nada que tu no sepas.

 

Ya llegará mi hora

y no veremos nuevamente.

Mira que te he traído rosas

te las has ganado

ahora que te portas tan bien.

Vieras que de pronto me siento cansado

pero estoy tranquilo

y aunque estoy un poco cambiado

aún faltan muchas cosas por hacer.

Aún falta visitar al herrero

y está a punto de anochecer. 

 

Así que bueno, me tengo que ir

ya sabes que sigo con lo mío,

sigo yendo al monte a cortar leña

y suelo juntar las piedras

…que va arrastrando el río.

Comentarios1

  • Ana Maria Germanas

    Estupendo !!, te has lucido !!, una suerte de humor negro en este poema donde relatas con solvencia y genialidad, la mortiicante vida de quien vivio ignorandolo todo, me encanto tu chispa !!un cariƱoso saludo para ti.-



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.