Micaela

Destello

¡Amor Mío!
Que tanto quisiera que me dejes poder apreciar el amanecer
y entre insomnios,
esperar la noche para verte fusionada con el firmamento,
Esa brisa que siempre esta acariciando tu cuerpo en desmedida,
y la luna que te sigue y
persigue con recelo,
virtuosa y venerante diosa,
combatiente de ondulantes zafiros
que reposan tranquilos en tus senos.
Bendita sea la tierra,
él pavimento que por fortuna sostiene tus muslos
tan sólidos y macizos,
Esa línea corporal que suspende de ti,
me glorifica y me degrada,
la superioridad y
sublimidad de tu contorno,
Se apodera,
se adueña de mi ser
mi demencia y esquizofrenia,
mi codicia y anhelo.

 

-Lucero

Comentarios1

  • Miachael

    Estimado poeta bonita tu oración al que todo lo ve.
    Recibe un cordial saludo y buen fin de año y te deseo lo mejor para el 2018.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.