Enrique vega

El color del alma

No me duele el mañana,

solo conozco este instante;

este infinito verano de melancolías,

melancolías silenciosas, soledad de rosas.

 

No me duele el mañana,

solo conozco este instante,

este infinito jueves de profunda soledad,

jueves helado, eternamente alado;

nada es nunca lo mismo,

salvo que llegues.

 

Incluso si beberte trae la ceguera,

las lágrimas en los suspiros,

el revés de los respiros;

no me duele sino tu ausencia,

la ausencia,

las cortinas, las calles, los horarios, los jueves;

todo se sustrae amor mío,

nada es nunca lo mismo,

salvo que llegues,

con tu alma de luz, de música y de flores.

 

  

 

 

 

 

Comentarios1

  • JoseAngeles41

    -Hundido en el estiercol de la locura, vienes como un niño, y se me olvida todo y ya solo te quiero alegre, dolorosamente- Jaime Sabines
    Me ha gustado mucho tu poema, hace recordar aquel primer amor, que hacía desaparecer la monotonía, y te hacía ver todo como es.
    Saludos y sigue así, continuaré siguiendote!!!!

    • Enrique vega

      Gracias por tu comentario. Hermoso verso de Sabines ! ;
      el ritmo de la vida cambia radicalmente cuando ese primer amor ya no está, lo he vivido; creo que tú también. Saludos, yo también te seguiré, me parece sensacional el invento de esta página :D



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.