Adrian Labansat

EPÍTOME DE UNA MIRADA

 

 

Simpatice con la vida y la muerte,

eran una mujer de sombra y humo.

 

Todo inicio en la soledad como ley

donde lo absoluto solo es péndulo

mecido sobre nuestros pensamientos,

cráneos que terminaran pulidos.

 

Desesperado busque lo eterno,

con mirada amarga

mire soles y lunas,

nada de lo visto fue inamovible.

 

Sobre desencajados calendarios

el vacío del corazón cruzo

el minúsculo y asfixiante fragmento de la vida,

cuento cruel de cristal cortante.

 

Embalaje para dos cuencas,

le desertaran los ojos,

los que miraron para crear el mundo

donde me imagine hombre.

 

Comentarios1

  • kavanarudén

    Delicado, profundo, existencial.
    Un placer pasar y leerte
    Lleva una parte de ti este escrito, así lo siento
    Eres de esos poetas sensibles que en cada obra dejan un pedacito fundamental de ellos mismos
    Recibe mis felicitaciones.
    Un abrazo
    Kavi

    • Adrian Labansat

      Conmovido por tu comentario pensé en los gusanos arrastrándose y dejando la seda, las olas su estela, quisiera dejarte aquí mi gratitud por correr tu mirada sobre estas conjuntadas letras, te abrazo y valga decir ya concluye el año, te deseo lo mejor para el otro hasta que como cerillos se nos gasten.

      • kavanarudén

        Mi amigo querido.
        Muchas gracias a ti por pedirme la amistad la cual concedo con mucho gusto
        También te deseo lo mejor hermano,
        Un abrazo fuerte



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.