A. Martinez

Siempre.

En la asombrada
decisión de tu cintura
se renueva la fuerza
de mis manos.

Cuántos abrazos desatados
nos quedan por atar,
cuánta palabras por liberar,
cuánta luz por descifrar.

Nos refugiamos fijos
y llenos de memorias,
en la noche que deshoja
nuestros nombres.

Comentarios4

  • Tokki

    Ella puede decir sí.

    Saludos

    • A. Martinez

      Gracias por la lectura y comentario.

    • soki

      Me gusto. Muy hermoso.
      Saluditos, Soki

      • A. Martinez

        Gracias

      • Jana-Maia

        Muy lindo.
        Saludos

        • A. Martinez

          Gracias.

        • Jorge Horacio Richino

          Muy poético!!! Felicitaciones!!!

          • A. Martinez

            Gracias.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.