Pablo de Lucerna

A Neruda

De pie y en silencio
Con la vista fija en tu lapida
Reacciono a las llamas del espíritu
Que solo el verso y la pluma pueden calmar

Aceptando lo injusto como un hecho
Esbozo palabras frente al horizonte
Y me dispongo a seguir tus huellas
Que el mar no pudo borrar

Dame tu sangre, tinta hará falta
Quiero tus penas, inspiración
Sed de tus lágrimas, sáciame
Dime que faltó, hazme soñar

Tus frases sembraron el árbol
Que nutre aún al pueblo
Y la miseria sigue intacta esperando
Mano fraterna que quiera ayudar

Con el corazón hecho trizas
Me inclino ante tu sepulto
Tu muerte solo abrió una puerta
Que el dictador no supo cerrar

Cuantas historias oh Pablo!
Las balas se han silenciado!
Con el alma llena de esperanza
Prometo, juro y grito al cielo
La poesía jamás va a callar.

Comentarios3

  • nelly h

    Hermoso homenaje a un grande de la literatura universal .
    Conozco y lei la mayor parte de su obra literaria .

    Saludos

    • Pablo de Lucerna

      Un grande, un inspirador. Me alegra que te guste el homenaje. Saludos!

    • B. Wayne

      *Leído.
      Saludos.

    • INÉS DE CERVANTES

      Muy lindo poema, a mi me pasó algo similar cuando estuve en el Museo de Gabriela Mistral... Y no lo he hecho poesía... Gran idea! Saludos!

      • Pablo de Lucerna

        El poema lo hice imaginando el lugar porque... Nunca he estado en la tumba de Neruda. Algun dia iré! Podemos transportarnos a cualquier lugar con la escritura :) Buena idea lo de Gabriela! Que te quede magico! Saludos.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.