Jose Adolfo

Poesía verde oliva

 Tejiendo pedazos de silueta agreste…

se hacen al monólogo

pasajes inolvidables

 

Poesía verde oliva

aromada a sudor de ideales

arañando el silencio rebelde

 

Sigo recordando al compañero del caserío

Maestro curtido de surcos en la conciencia

risueño de domingos libres

 

Como centinela penitente de la montaña

se hacía fresco manantial del campamento

 

Las luciérnagas

todavía esconden la oscuridad

huele a pólvora mojada en la memoria

 

Las aves murmurando a escondidas

siguen levantando al enemigo

 

Clandestino

aquel rocío mañanero

evoca enseñanzas cimarronas

rayos

horizontes

plenos de humanidad

Comentarios6

  • Ana Maria Germanas

    "Poesia verde oliva,
    aromada a sudor de ideales ", que grafico, poetico, y sugerente !, Jose, tu versar, me hace soñar, me encanta, cariños para ti.-

    • Jose Adolfo

      Hecho de una realidad vivida Ana María / Gracias / feliz fin de semana

    • El Hombre de la Rosa

      Un maravilla tu genial poema estimado José Adolfo...
      Un placer leer tus versos..
      Saludos de amistad..
      El Hombre de la Rosa

      • Jose Adolfo

        Gracias Críspulo por tan amable atención

      • Maria Hodunok.

      • Maria Hodunok.

        La segunda estrofa nos da un dibujo que va grabado en el alma.
        Un placer leerte, poeta.
        Saludos.!!!!

        • Jose Adolfo

          y tatuado de poesía / insurgente / libre / náufraga / María / vaya mi afecto

        • Esteban Mario Couceyro

          Cuando el cuerpo acompaña al alma, hastiada de normalidad, todo pasa al fantástico mundo del todo o nada.
          De esa bala, que se va, en la furia que dispara y ese dolor sorprendido del cuerpo mortificado, que deja todo en esa apuesta fallida.
          Del todo o nada ...

          Esteban

          • Jose Adolfo

            Siempre genial Esteban / gracias por tu reflexión / ventanal de y para la poética

          • Tokki

            Mujer, le estás implorando amor.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.