Alejandrina

La piedra en mi jardín


¿De qué antigua omisión has llegado
para adornar de silencios mi jardín,
corazón tácito,
centinela férrea?
¿Qué entidad superior entonó
el himno de formación para tus átomos?

Te miro piedra amiga y con profanos dedos
recorro tu rostro de paciencia, de siglos congelados,
vellón de polvo cósmico girando estática,
más allá de los umbrales del tacto y la mirada.

Oigo el mar en tu vientre, cascabel de sal y arena.
Tu canto silencioso petrifica el aire
en un bosque de albero y de grava.
Oigo el trueno y el rayo en la explosión primera.
¡Aún habla el fuego primigenio!
Cuántas imágenes conserva tu memoria…
Cuántos huesos se han dormido sobre tu frente,
rosa de los vientos, brújula y almohada del errante.

En ti todas las piedras me hablan seductoras.
La furia implacable de los vientos 
ha moldeado tus mejillas de baluarte sumergido. 
Desnuda vas en tu vuelo de distancias, 
como este miedo que siento a correr sola, 
a despeñar mí sombra transitoria por tus labios.

Dime preciosa,
¿quién selló tu boca de granito
y escondió tu luz bajo el almud?
Yo reconozco en tu aliento las tildes de este barro;
en la mudez de tu espalda grita la rigidez de un báculo.

¡Ah, campana muda, alfarera de silencios,
déjame rozar la medula infinita
en tu pensativa otredad!
La edad te dio la calma 
y tu lámpara pétrea vela mis horas lentas.

Esta pobre alma que ha puesto sobre tu rostro
su sangre diminuta,
un día no lejano se hará materia inerte,
más tú, alhaja precisa y delicada,
flor exacta de un relámpago antiguo,
guardarás entre tus palmas redondas como un beso
este llanto que fui,
como una confesión de amor,
como un suspiro en cenizas y en brevedad de tiempo.

 

Alejandrina

Comentarios7

  • Augusto Cuerva

    Bellos versos de amor a la vida

    Un saludo
    Augusto Cuerva

    • Alejandrina

      Gracias amigo.
      te dejo un abrazo.

    • Jose Adolfo

      Definitivamente el poeta EUGENIO MONTEJO / con meridiana intuición deja sentado (...)"la poesía cruza la tierra sola / apoya su voz en el dolor del mundo y nada pide -ni siquiera palabras- /Llega de lejos y sin hora / nunca avisa / tiene la llave de la puerta / Al entrar siempre se detiene a mirarnos / Después abre su mano y nos entrega una flor o un guijarro / algo secreto / pero tan intenso que el corazón palpita demasiado veloz / Y despertamos." En tu poema vivencia / todo ello se aglomera / Esa piedra trajo un manojo de poesía / una biblioteca / infinita / plena de palabras / Vaya mi saludo poetisa

      • Alejandrina

        Gracias amigo, muy amable, me alegra que te gustara.
        Saludos.

      • AZULNOCHE

        Definitivamente, las piedras hablan.
        Me gustó mucho leerte.
        Un abrazo.

        • Alejandrina

          Hola amiga poeta, te agradezco la visita en mi ventanita, eres muy amable.
          Cariños de Alejandrina.

        • Ana Maria Germanas

          De la petrea piedra, extraes, su alma jugosa, palpitante de tiempos, y su estatica figura de eternidades, bello homenaje convertido en poesia, cariños para ti.-

          • Alejandrina

            Saludos Ana Maria, así es, ella es el testigo mudo de los tiempos...mi amiga y compañera fiel, confidente de dolores.
            Te agradezco tu paso por mis letras.

          • Tokki

            Oigo el mar en tu vientre, cascabel de sal y arena.
            Precioso. El poema eres tú.
            Los que redactan versos se les nota; mientras en ti fluye desde la mismidad. Slds.

            • Alejandrina

              Gracias Tokki, muy amable coterraneo.

            • Sophia Sea


              It's a beautiful rock but no more than your verses ... 🌷

              • Alejandrina

                Gracias linda.

              • Alberto Escobar

                Fabuloso



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.