Catelgood

Ruego...



¡Escúchame!… aunque mi necedad te invite a no escucharme...

¡Entiéndeme!... aunque mis desvaríos te parezcan ahora una locura...

¡No te vayas!… aunque no veas en mi futuro, más que fracaso...

¡Quédate!... aunque veas que estoy muriendo de ignominia...

¡Y extráñame!.. aun cuando esté siempre cerca de ti… al alcance de un roce...

¡Abrázame!... que nunca estará de más el calor de tus brazos...

¡Y bésame!... aunque tus labios digan y deseen lo contrario...

¡Pero nunca te vayas!... que sabes yo siempre estaré cerca de ti…

¡Deja que mis manos le digan a las tuyas hacia dónde se dirigen!...

¡Permítele a mi voz encontrar, recorrer y activar tus sentidos!...

¡Concédele permiso a mis pobres palabras, de alcanzar tus sentimientos!...

¡Déjame entrar en tu alma para descubrir el más pequeño de tus secretos!...

¡Y déjame entrar en tu cuerpo para hallar el más grande de tus tesoros!...

¡Dime que mis palabras han logrado hacer escapar de tu boca una sonrisa!...

¡Déjame amarte como quiero que me ames, y ámame como sueñas que te ame!...

¡Déjame enamorarte con el más pequeño detalle, y el gesto más grande!...

¡Concédeme la dicha de despertar y verte a ti por una sola mañana!...

¡Y luego... convierte eso en una saludable costumbre de cada noche!...

¡Sostenme en tus manos, si algún día me ves caer… Pero sobre todo...

¡No te alejes de mí!... ¡Quédate!... y dale sentido a este manojo de sueños...

 

Comentarios2

  • anbel

    Precioso. Me ha encantado leerte. Un abrazo.

    • Catelgood

      Muchas gracias, Anbel... Los sueños tienen la gracia de hacernos idealistas... Usted es un privilegio siempre. Gracias por su presencia. Un abrazo

    • Diafana

      Qué lindo... lástima que sean sueños solamente, espero que algún día se te cumplan, Catelgood. Gracias por compartir

      • Catelgood

        Lo mejor de los sueños, querida Diáfana, es que se tiene siempre el día para cumplirlos... siempre un placer y un privilegio su presencia. gracias. Un abrazo



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.