Enrique del Nilo

MAESTROS DEL UNIVERSO


AVISO DE AUSENCIA DE Enrique del Nilo
Mis letras no conocen de la brida de "derechos de autor" así que si les premias con el palmares de adoptarlas y darles tu nombre, siéntete en libertad de hacerlo, que feliz me sentiré de ver que ellas logran alcanzar las fronteras que yo jamás les podría dar


 

 

 

 

 

Yo quería ir a la luna,

quería el mundo recorrer,

quería curar el cáncer,

quería la pobreza disolver;

quería a las profundidades descender

y nuevos mundos conquistar

orquídeas cultivar

y un millón de niños criar;

quería escribir poesía

y musicalizarla

y subir a un escenario

y al pueblo entregarla

 

Y trazando garabatos

sobre la pizarra

se me fue consumiendo la vida,

se me apagaron las pupilas,

se marchitaron mis sueños;

y me sentí frustrado

repasando con cada niño

el pa – pe – pi – po – pu

 

Una tarde me acomodé

frente a mi puerta

viendo la tarde pasar…

llegó el cartero,

me traía a entregar

cartas de viejas amistades

que no había podido olvidar

 

El que platicaba mucho,

la que de clase se escapaba,

el que aprendió a fumar

tras del salón;

la que vino por un consejo

cuando en su vientre

se acunó el fruto del amor,

y lloró en mi hombro

ante mi silencio de comprensión;

el que escondía las canicas,

el de las eternas golosinas

y el que en el salón siempre se durmió;

el histrión,

el taciturno…

 

Todos habían tomado sus caminos

y por medio epistolar

hasta mi regazo volvían;

y los  había doctores,

bohemios,

soldados,

agricultores,

científicos,

amas de casa

poetas,

cantores…

y en común las misivas repetían

que allá donde triunfaban,

o fracasaban, ¿Por qué no?

algo de mi

les acompañaba

 

y dibujando una sonrisa

sobre el mapa

con que el tiempo

mi rostro marcara,

limpié la humedad

que el viento arrojó

sobre mis espejuelos,

y me dije para mi mismo:

vaya cuantas cosas he hecho

lugares donde he estado

sin levantar el culo

de esta vieja mecedora

 

 

 

 

Comentarios5

  • Hada Marilyn

    Mire usted que hizo sin hacer nada. Me causó gracia el final. Es bueno saber que uno ha dejado huellas en las personas.

    Cariños.

    • Enrique del Nilo

      Cuando lo que produces
      es sentimientos
      o conocimientos
      las huellas que dejas son profundas
      como el cariño que despiertas
      al venir y comentar
      tan dulcemente

    • Paco Jose Gonzalez

      Me ha encantado el poema.

    • AZULNOCHE

      Creo de verdad, que tú has sido y eres amigo y buen amigo de tus amigos.
      Esa sensación me dio al leerte.
      Un abrazo.

      • Enrique del Nilo

        Amigo de mis amigos,
        hermano de mis hermanos
        y un deseo de cariño
        para aquellos que no son mis amigos
        por no haberme conocido
        o por no haberme comprendido

        Infinito mi agradecimiento
        por la deferencia de venirme a leer
        y obsequiarme
        con tan bello comentario

        ¡Recíproco ese abrazo!

      • Aqua marina

        Me gustaron tus quereres dque el tiempo marchito, pero bien no supo apagar ese fuego interior que llevas y nos dejas en versos sentir, saludos desde tu sur.

        • Enrique del Nilo

          ¡Me regocija y emociona
          que te gusten mis quereres!
          y si mi preciosa princesa,
          sirena del Xolotlán,
          no permita la vida que el tiempo
          mi fuego pueda apagar
          y me proscriba al tartaro
          de solo imaginar

          Si desde mi sur
          llega la luz de tus pupilas
          con tan dulce saludar
          dejame voy a soñar
          que sucumbo a tu cantar

          ¡Infinitas gracias
          por acompañarme
          y tan dulcemente comentarme!

        • Maria Hodunok.

          Tus huellas siempre son profundas,
          se puede ir a tantos lados sin moverse,
          y solamente con las pequeñas acciones diarias,
          cuanto bien, al final, hemos visto resolverse.
          Y recordando...una lágrima,
          nos invade el alma,
          esas son las pequeñeces,
          que regalan paz y calma.
          Hoy mi querido amigo,
          escribiste un poemón
          y en estas palabras tuyas,
          nos mostraste el corazón.
          Grande ayer, hoy y siempre,
          mi admiración Enrique.!!!!



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.