Leonardo Demian

¡qué clase de arlequín!

¡qué clase de arlequín! cambias tu máscara y tu nombre;

encantas, sonríes, juegas y te quisiera de cabeza.

Cambias tanto que, cuando puedo pensar,

me confundo pensando si eres amor o solo dolor.

Vienes a veces o, más bien, a veces te veo venir

o, aún más, a veces quiero que vengas.

Hace tiempo te extrañaba,

hace tiempo quería decirte que te agradecía,

hace tiempo que no te veía,

ahora debo decirte que te extrañaré de nuevo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.