De Molina

Sollozos finales

Por aquellas almas entregadas
al más agudo dolor;
por los corazones ignorados,
¡Malo es el amor!

Por las lágrimas derramadas
del ingenuo soñador;
por esas rosas ya marchitas
pese a su intención;

por las noches serenas
que hechiza una canción;
por las promesas de ella,
¡Malo es el amor!

Por las palabras calladas
víctimas de sumisión;
por la ceguez enamorada
que es una maldición;

por el olvido de la ingrata
que mezquina su calor;
por la mente equivocada,
¡Malo es el amor!

Por las escenas deseadas
y un beso de ilusión;
por las manos unidas
durante poca duración;

por las falsas esperanzas
y la inútil oración;
por los fugaces amantes,
¡Malo es el amor!

Comentarios1

  • Fernando David

    Vaya! Me identifiqué con ese sentimiento que se nos presenta cuando no es correspondido el amor, muy buen poema!

    • De Molina

      Ese doloroso sentimiento, hace llorar, lamentar, anhelar y escribir. Gracias.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.