Esteban Mario Couceyro

Amor confuso



Eva y Anna

fueron a mi encuentro

esa tibia tarde

de otoño.

 

Eva

solo miraba

sin pronunciar palabra.

 

Inquieta Anna

desde atrás

como si fuese Eva

me dijo

cómo estás.

 

Bien, les dije

mirando a Eva

mientras Anna

nerviosa

tapó su cara

con ambas manos

escondiéndose, tras Eva.

 

Dime Eva

que sientes por mi

le pregunté.

 

Anna empuja

a Eva

y exclama.

 

Yo solo siento

amor

y Eva

no lo dirá

aunque sabe

que somos una

y tu eres

dos

que no podrán

saber

quién ama

a quién.

Comentarios1

  • rosamaritza

    Tu escrito e imagen me sugieren sentimientos encontrados que se revelan y ocultan a la vez, interesante surrealismo mi querido amigo, cariƱos
    rosamary

    • Esteban Mario Couceyro

      Lo cierto, es que tendemos a ver en el otro, personalidades ocultas. Como si el otro fuesen varios.
      Un abrazo
      Esteban



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.