Esteban Mario Couceyro

Papeles, en el cajón cerrado.



Estoy viendo los poemas

escritos como una confesión

ineludible realidad del amor

nacido hace un tiempo.

 

Los papeles amarillentos

acunan las palabras de negras letras

que leo como si fuesen de otro

celoso de tu recuerdo.

 

Son borrosas, no las comprendo

recorriendo el cuello

dejando susurros

y besos peregrinos de un altar.

 

Son hojas, abandonadas

solas de oportunidad

que ni yo mismo

reconozco mías.

 

Tu cuerpo, desprevenido en el sueño

deja transitar mi mano

la respiración se acompasa

en tu lento suspiro.

 

Cada palabra escrita

son las primeras gotas

de la tormenta previsible

iniciado de vientos y labios.

 

Hasta que todo se hace uno

en un temporal

desbastador y potente

la naturaleza termina en calma.

 

Sí recuerdo haberlo escrito

como si fuese respirar

y con los ojos cansados

guardo los papeles, en el cajón cerrado.

 

Comentarios6

  • pani

    Muy hermosas e inspiradas letras...

    • Esteban Mario Couceyro

      Estimado Pani, los años, llevan a balances y reconocimientos contables del pasado. Entre ellos, los testimonios dejados en ese cajón cerrado.
      Un abrazo.
      Esteban

      • pani

        ABRAZOS CORDIALES Y FELIZ FIN DE SEMANA...

      • Francisco Castro Guerra

        Hermosos versos. Saludos

        • Esteban Mario Couceyro

          Gracias Francisco, siempre hay un cajón...
          Un abrazo
          Esteban

        • Alexandra L.

          Bellos recuerdos, nostalgia y dulce melancolía, esos versos que se conservan en el cajón cerrado, intimo y gran tesoro. Placer leerte.

          Saludos, feliz sábado, Alex.

          • Esteban Mario Couceyro

            Así es estimada señora, los que escribimos, tenemos una especie de contabilidad archivada, que son nuestros poemas o escritos.
            A diferencia de los recuerdos, los escritos son inalterables..., interpretables, pero inalterables. Por eso en mi caso, al releerlos, tengo la impresión que no son de mi autoría, los veo con cierto pudor.
            Gracias y reflejo tu deseo en este saludo.
            Esteban

          • rosamaritza

            Incalculable tesoro guarda aquel cajòn, bello poema Esteban, cariños
            rosamary

            • Esteban Mario Couceyro

              Si uno mide como tesoros, las vivencias escritas, ese cajón llevaría mi presunta riqueza.
              Un abrazo fraterno
              Esteban

            • Beatriz Blanca

              Esos recuerdos son nuestra existencia misma, si bien pasan los años, esos recuerdos mudos, son testimonio de haber vivido.
              Un inmenso placer leer tus maravillosos poemas.
              Me encantó escuchar esos Nocturnos, la música clásica me emociona mucho
              Un cálido abrazo de esta amiga que se ha silenciado por el momento.

              • Esteban Mario Couceyro

                Querida Beatriz, no te diré que te extraño, pues a diario estás presente, los personajes me consultan sobre vos, ellos si te han extrañado. Espero que ese silencio, sea nutrición del alma.
                Los recuerdos, se acumulan en ese cajón y al verlos, tomo distancia del presente, sintiendo una sensación extraña, como si esas letras fuesen ajenas. Te confieso, que eso no me pone bien, me hace sentir solo, viendo al entorno como actores que no me han tenido en cuenta.
                Quizá el mismo sentimiento que tendría Dios, al contemplarnos.
                La música clasica, desde niño, la he escuchado y me ha condicionado tanto que no puedo escribir, sin escucharla y por lo general me emociona.
                Un fuerte abrazo, agradecido por tus letras.
                Esteban

                • Beatriz Blanca

                  Te aseguro que estoy nutriéndome el espíritu para volver con la pasión y energía que hoy por hoy me abandonaron. Suele sucederme a menudo, pero la acumulación de los años me ponen cada vez más melancólica y lo que mi pluma escribe está relacionado con mi estúpido momento. Por ese motivo me llamo a silencio.
                  Pero eso no hace que no te tenga presente siempre, más aún si gustas de la música clásica como yo.
                  Un cálido abrazo de esta mujer algo loca.

                • Nhylath

                  Me llamó la atención el título de tu poema y me atrevi abrir el cajón de tus escritos, encontrándome con tan profundas y hermosas letras, acompañadas con exquisita música clásica! . . ¡.Enhorabuena, poeta!
                  Mi fraternal abrazo lleno de bendiciones!
                  Nhylath

                  • Esteban Mario Couceyro

                    Gracias, estimada señora, todos tenemos es cajón donde vamos dejando la propia historia.
                    Un abrazo fraterno
                    Esteban



                  Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.