Juniorhsl0127

Te amo y no

Te amo cuando nuestros labios se juntan lentamente

Te amo cuando tus manos acarician mi cara al mismo ritmo del minutero del reloj, despacio y sin prisa,

sin miedo de saltar de un minutos al siguiente columpiado en el último segundo.

 

 

Te amo Cuando tus dedos se entrelazan a los mios y se mueven cual campana anunciado la misa de las 7,

con fuerza y energía

Amo mis manos dibujando tu cuerpo y formando la silueta perfecta y mágica que me esconde el mundo real y hace la cama levitar.

 

Te amo... Y no, no pienses que es irreal.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.