Esteban Mario Couceyro

La orilla del mar

Todo comenzó en esa orilla

donde el mar

como las palabras

llegaba

y luego se disolvía en el silencio.

 

Yo sentado frente a él

lo miraba hipnotizado

la bastedad

y ese infinito movimiento

de llegar

para irse

y luego volver.

 

En cada golpe de ola

esas espumas

que dejan la humedad

brillante del mar.

 

Pensaba al ver

en los hechos

de mi vida

y solo huecos encontraba.

 

El mar horadaba

mi alma

en cada golpe

mientras anochecía

en un horizonte naranja

al que regresaban las últimas gaviotas.

 

Me incorporé

y lentamente fui caminando

hacia la costa

hasta que el agua

fue atrapando

mis pies.

 

Al amanecer

el mar

se retiraba

abandonándome

sobre la arena

una vez más.

 

 

Comentarios3

  • El despistao

    Una vez máááás?????

    Mijo, lo que usté quiere es ahogarse, moyó????

    Jeejijo

    • Esteban Mario Couceyro

      Lo que uno quiera..., no es lo que uno pueda, sino fíjese en tanto amor contrariado...
      Un abrazo
      Esteban

    • Beatriz Blanca

      el mar atrapa y luego devuelve a la orilla lo que no desea atrapar.
      Pero, cuidado que puede quedarse dentro para siempre.
      Un saludo y buen comienzo del invierno

      • Esteban Mario Couceyro

        La imagen, es un juego entre el deseo y la realidad.
        Hoy comienza lo que ha de terminar con una nueva promesa de vida, en la primavera.
        Te saludo
        Esteban

      • anbel

        Duro poema que por su crudeza llega al corazón 😄 🌹

        • Esteban Mario Couceyro

          Aveces, uno intenta..., a pesar de sí mismo.
          Un abrazo
          Esteban



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.