Campoamor

-Las malas artes- (cuestionándome)

 

Una suma considerable de rigor,

gran prestancia atesora el respeto:

vítores a quien se lo gana.

A la mala educación

no está nadie sujeto;

quien la quiera, es regalada.

Como no entendemos la supremacía,

la complejidad del Universo,

la incertidumbre nos domina.

Con la complicidad de la ignorancia

es de humanos que inventemos

uno asequible, pero más abyécto.

Íntimos son el temor y la altanería

caldo de cultivo donde crece el miedo:

Este se cura leyendo

y aquella, toma distancia

pues le falta el alimento.

La razón va por un camino recto

y las inquietudes por otro intrincado:

Más nos vale estar alerta

o de lo contrario,

lo apasionante de la vida

se esfumará sin apenas rozárnos.

Las malas artes ordenan

su medido plan estratégico:

La fantasía permite seguir soñando

infinita, perpétuamente, sortear obstáculos,

priorizár a lo puramente estético.

Muchos se apresuran a llenar el granero,

pero son lastimosamente pocos

los que se afanan en hacer acopio

de nutrientes para el intelecto.

 

-C.C.Lizarán-

 

 

 

 

 

Comentarios3

  • Augusto Cuerva

    Expresivo poema para la reflexion,,,ME HA GUSTADO,,,Saludos

    • Campoamor

      Millón de gracias, poeta.
      Saludos afectuosos.

    • Alberto Escobar

      Excelente composición donde demuestras fuste y enjundia a raudales. Felicidades y un placer saber de una paisana tan ilustre. Un abrazo sevillano.

      • Campoamor

        Mi muy respetado paisano, no merezco tanto, de veras.
        Como mucho, alcanzo a ser una aficionada inquieta. Alguien que, acorralada y colapsada de pura ansiedad, expresa lo que sus vivencias le han enseñado no siempre de buenas maneras.
        Infinitamente agradecida, Alberto, siempre.
        Un abrazo!

      • Yedra

        Toda una lección magistral la que nos regalas en estos versos, querida poeta. Se nota que dominas el arte de escribir con singular destreza.
        Muchas felicidades y un beso.

        • Campoamor

          Eres indulgente en exceso conmigo, mi admirada poetisa. Más y más razones encuentro cada día para estarte infinitamente agradecida.
          BESOS!



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.