racsonando

EL Discípulo indiscreto (de fábulas fantásticas)

EL DISCíPULO INDISCRETO

(De fábulas fantásticas)

 

Un viejo sabio que le procuraba sus mejores atenciones a un joven discípulo sobre los beneficios de la introspección, le señalaba a éste, poniéndole su dedo índice en el centro de su corazón adolorido y lo reconvenía por un particular desliz e insistía en las bondades del buen camino.

-Mi gran maestro – dijo el joven discípulo interrumpiéndole - ¿Por qué no dejamos este pequeño incidente en el olvido y me ahorra la vergüenza de su señalamiento? ¿No es mejor dejarlo así, y nada más? -Insistió el joven. –

-¿Por qué? – dijo el maestro, sorprendido. ¡Únicamente le propongo un buen gesto a tu atribulado corazón!

- Es cierto – asintió con ligereza el joven.

- Pero… ¡maestro! – dijo con naturalidad el discípulo- Son pocas las piedras que debo elevar para la elección de mi propio camino.

                                      

                                              Paráfrasis de: “El malhechor descontento” de Ambrose Bierce.

                                                        Oscar Arley Noreña Ríos.

Comentarios4

  • María Isiszkt

    No conocia esta fábula, gracias por compartir y así aprender
    Un abrazo

  • YA SABES QUIÉN...

    Narrativa y aprendizaje.
    tienen muy buen
    mensaje.

    Un gusto leerte amigo.

    Abrazos.

  • jose miguel hernandez l

    tanto leer y jamas habia oido de esta fabula.

    me agrado leerte.

    saludos

    • racsonando

      Saludos. Es grato tenerte por este rinconcito de letras.
      Abrazos.

    • boris gold

      Muy bueno.
      Un abrazo

      • racsonando

        Saludo amigo. Me complace tu visita.
        Abrazos.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.