Inexistente

En la búsqueda de nuevos versos.

¿Qué será de mí, en mi quehacer?
Si escarbo, escarbo, y escarbo
en tierra seca, para encontrar versos nuevos;
(porque al verso… la sequedad lo diluye,
volviéndolo sin relevo).

Busco y busco en los recovecos
trasladándome a tierra fértil, para editarlos
si hay gorriones con garbo que cantan con fina voz.

Si el grano ya está de siega, no tiembla en mano la hoz,
y si hay vigas cual vallas por donde husmeo yo;
inmensas, altas, muy altas… que si saltarlas no puedo
entonces… a rastras voy.

No me llamen mercenario, porque en escribir
solo pongo dedo en gatillo,
si al versar es que lucho.
Porque decirlo es sencillo, pero no sencillo
es luchar caminando por rutas de laberintos
en donde hasta quedo sufrido.

En días la fiera me acecha y embiste;
y me arriesgo hasta atrapar su rugido,
y para eso… mi aliento doy.

Comentarios5

  • Thenamora

    Es así como el verdadero poeta fluye porque sabe que donde busque encontrará: SOLTAR Y DEJAR LIBRE LA PALABRA Y SU PLUMA SERÁ LA COLOQUE EL COLOR QUE NECESITE.
    Fuen un gusto pasar a leerte, saludos coordiales.
    Thenamora.

    • Inexistente

      Gusto para mí.. me haya visitado y dejado este atento comentario.
      Saludos.

    • LoboRamz

      El verso solo vuela solo existe solo se plasma, donde se busca lo que se tiene solamente en el alma bello poema, saludos estimado poeta

      • Inexistente

        Gracias JcLoboRamirez... por visitar y comentar. Saludos.

      • María Isiszkt

        El verso sale de la pluma del alma que hermoso lo plasma.
        Un saludo.

        • Inexistente

          Hermoso comentario... el que ha dejado.
          Saludo.

          • María Isiszkt

            Usted me ha inspirado con lo que he leido.

          • joanmoypra

            Solo te puedo decir
            que es una obra de arte,
            y además punto y aparte
            tu manera de escribir.

            Un abrazo desde la tierra manchega de:

            joanmoypra

          • Catelgood

            Tengo un duende pequeño que sale noche a noche a cazar versos...
            Y sabiéndose querido vuelve cada amanecer... Anoche no volvió mi duende amigo...
            Sospecho entonces que por sentirse amado... está contigo...
            Precioso... gracias por compartir



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.